Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carod-Rovira afirma que el candidato de Aznar es Pujol

El candidato de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, afirmó que "a estas alturas, nadie duda de que el candidato de Aznar en Cataluña es Pujol" y que "Maragall se disculpa ante el resto de España por el abuso que él supone que los catalanes hacemos al utilizar nuestra lengua". Con esta contundencia, distanciándose de las dos fuerzas políticas mayoritarias, CiU y PSC, Carod-Rovira cerró un almuerzo coloquio celebrado ayer en el Círculo Ecuestre de Barcelona. El líder de ERC acudía ayer por primera vez al Ecuestre en respuesta a la invitación efectuada por la junta directiva de esta institución civil con 150 años de historia. El presidente del Ecuestre, Carlos Güell de Sentmenat, remarcó que Carod-Rovira había sido el primer líder político catalán en aceptar el coloquio y lamentó la poca concurrencia de socios, ya que al almuerzo asistieron apenas unos 15 invitados, y sólo cinco eran miembros de la entidad. La intención confesada de ERC era "exponer aquella parte de nuestro programa que hace referencia a las infraestructuras, ya que es la única cosa que podemos tener en común con los del Ecuestre", según confesó antes del almuerzo Josep Huguet, vicesecretario general de ERC. Sin embargo, la cautela inicial de los republicanos se convirtió en exposición abierta durante la charla de Carod-Rovira, que fue seguida con interés por los asistentes. Al final del acto, los comensales del Ecuestre compararon "la agilidad y hasta la erudición del actual candidato de ERC con la vacua verborrea independentista que lucía su antecesor en el cargo, Àngel Colom", según uno de los asistentes. El independentismo En el turno de preguntas, Carod acentuó que ERC será la tercera fuerza política después del 17 de octubre. Uno de los asistentes, Joan Mas Cantí -camarada de Güell en el fugaz paso de ambos por el espacio político de centro durante la transición- preguntó al líder de ERC sobre su programa independentista, que, a juicio del invitado, está fuera de lugar en la UE. Carod-Rovira es consciente de que el programa mínimo de su partido, la independencia, es una especie de pandemonio para los socios del Ecuestre y además sabe que éstos son incluso más devotos del reformismo del nuevo PP centrado que del nacionalismo de CiU. De ahí, su respuesta tangencial: "La independencia ahora significa llegar a tener los instrumentos para influir en Europa". Por otra parte, Carod-Rovira manifestó ayer en rueda de prensa que, respecto a la lengua, " a Maragall le queda disputarse con el PP el sector del electorado vidalquadrista, sensible a realidades inexistentes como la división social por motivo de la lengua". También ayer, los dirigentes de ERC arroparon al diputado de este partido Joan Ridao en la presentación de su libro Nació, ètica i transformació social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de septiembre de 1999