Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete figuras de la danza internacional arropan la vuelta de Ygor Yebra a un escenario madrileño

La vuelta de Ygor Yebra a un escenario madrileño tras cuatro años de ausencia (en los que se ha dedicado a actuar como bailarín invitado con compañías de todo el mundo) se va a celebrar con una gran gala en la que participarán primeras figuras de la danza clásica internacional, aunque poco conocidas en España. El director de este espectáculo, Ricardo Cue, ha conseguido juntar en el Patio del Conde Duque de Madrid nombres a los que la crítica internacional considera ya grandes estrellas de este arte, como la argentina Paloma Herrera, primera bailarina del American Ballet Theatre, una de las bailarinas más elogiadas del momento, a la que nunca se ha visto en España."Ygor y yo nos hemos empeñado en que se vea en un escenario español a bailarines muy buenos a los que no se conoce", declaró ayer Cue, que, sin embargo, no oculta que tras esta gala hay una denuncia y una llamada de atención. "En España debería haber una compañía de baile clásico. Los bailarines como Ygor no tienen oportunidad de bailar aquí por la falta de compañías clásicas. España es el único país europeo que no tiene una formación de este estilo", declara Cue.

Ygor Yebra interpretará tres piezas muy distintas. Una clásica, La bella durmiente, en la que saldrá a escena junto a la bailarina de la Ópera de Roma Letizia Guiliani, con la que interpretará una versión actual del Romeo y Julieta de Berlioz. Por último, este bailarín bilbaíno estrenará un tango creado por José Granero junto a la bailarina española Lola Greco.

Paloma Herrera bailará acompañada del norteamericano Damian Woetzel, primer bailarín del New York Times Ballet. Juntos interpretarán piezas de Balanchine. Para mostrar que el clásico admite estilos muy distintos, Cue ha invitado a Johan Kobborg, primer bailarín del Real Ballet de Dinamarca y un gran especialista en la antigua y complicada escuela Bournonville. Kobborg saldrá a escena acompañado por Irena Veterova, bailarina de origen macedonio. La danza española estará representada por José Triguero, que junto a Lola Greco pondrá el toque flamenco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de agosto de 1999