Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Papa dice que el Diablo está "definitivamente vencido"

Juan Pablo II volvió a revisar ayer las imágenes de la fe cristiana -después de declarar este mismo verano que el Cielo, el Infierno y el Purgatorio no son lugares físicos, sino diferentes estados del alma-, y el turno le tocó al demonio, el ángel preferido de Dios que un día rechazó su autoridad y se convirtió en la encarnación del Mal."Satán está definitivamente vencido, pero la lucha cotidiana contra el Mal reclama un empeño y una vigilancia continuos", declaró el pontífice durante una audiencia general celebrada ayer en el Vaticano. "Nosotros creemos que Jesús venció definitivamente a Satán y nos sustrajo del miedo", subrayó.

Esta victoria, según Wojtila, "debe ser aceptada de nuevo libremente por cada uno de nosotros hasta que el mal sea eliminado por completo".

El Papa señaló que la malignidad humana "constituida por el demonio o suscitada por su influjo" se presenta en estos días "de forma cautivadora, seduce las mentes y los corazones hasta hacernos perder el sentido del mal y del pecado".

Debido a ello, "los seres humanos pueden convertirse en protagonistas de perversión", por lo que la lucha contra la maldad exige "empeño y vigilancia continua", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de agosto de 1999