Cartas al director
i

Bombardeo

En la fotografía que EL PAÍS publica en la portada del pasado día 8 de agosto, dedicada a la familia real, la principal noticia que extraigo es que el nieto tiene ya cinco dientes. Asimismo, el día 5 del mismo mes, EL PAÍS publicó en primera página una foto de los duques de Lugo con su hijo, cuya noticia parecía ser que se habían besado.Paralelamente a todo esto, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publica los resultados de su encuesta, y una vez más destaca que la institución más valorada por los españoles es la Monarquía, con una gran aceptación.

Yo, que leo EL PAÍS desde su origen, me pregunto si esta gran aceptación no tiene que ver, en parte, con el unánime e insistente bombardeo, por parte de los medios de comunicación, de opiniones favorables e intrascendentes noticias relacionadas con la Monarquía, que tengo la impresión de que a una parte de los lectores de su diario, entre los que me encuentro, poco o nada interesan. Consagrada la libertad de expresión en nuestra Constitución y reconocida por todos la madurez de la sociedad española 22 años después del inicio de la democracia, no se entiende la gran dificultad con que cualquier opinión discrepante con la Monarquía, por inocente que sea, tiene para abrirse paso en dichos medios de comunicación.

Quizá la publicación de esta carta podría ser un indicio de que todo el abanico de opiniones posibles en torno a la Corona tiene cabida, por lo menos en EL PAÍS.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 18 de agosto de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50