Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenida una pareja por introducir a 200 inmigrantes sin papeles en Madrid

La Brigada Central de Extranjería ha desmantelado una red ilegal de inmigración de ciudadanas polacas. Según la Dirección General de la Policía, una pareja de esa nacionalidad es la responsable de la trama, que puso en marcha hace 10 años. Los organizadores traían a las mujeres como turistas y las colocaban en Madrid como empleadas del servicio doméstico sin permiso de trabajo ni seguridad social. Cada una de ellas abonaba unas 100.000 pesetas.Los detenidos son Marcin Kulka y Sabina Slininska, residentes irregulares en España desde hace 10 años. Los agentes creen que en este tiempo han posibilitado la llegada de al menos 200 mujeres con edades entre los 20 y los 35 años.

El caso salió a la luz el pasado mes de abril, tras la denuncia de una de las inmigrantes. Los agentes comprobaron que la pareja sospechosa acudía periódicamente a la estación Sur de autobuses para recoger a mujeres a las que trasladaban a su domicilio, en el número 42 de la madrileña calle de Almazán (Latina).

Días después, las mujeres eran trasladadas a casas particulares, donde comenzaban a desempeñar su actividad laboral como empleadas domésticas.

Kulka captaba a las candidatas a emigrar con anuncios en la prensa polaca donde aparecía el teléfono correspondiente a una agencia de viajes local. El establecimiento se encargaba de conseguir el visado turístico y de trasladarlas a España en autobús.

Sabina y Kulka fueron detenidos el viernes pasado en su domicilio. La investigación policial se centra ahora en la localización de las personas que han solicitado los servicios de estas mujeres, ya que podrían haber cometido un delito contra los derechos de los trabajadores.

Más detenciones

Según datos de la Brigada Central de Extranjería, en los seis primeros meses de 1999 se ha desarticulado un total de 133 redes de inmigración ilegal, frente a las 145 del año pasado. En estas operaciones se ha detenido a 558 responsables de este tipo de redes (491 en 1998) y se ha liberado a un total de 1.541 personas en situación irregular, frente a las 1.874 del año pasado. Juan Cotino, director general de la Policía, recordó ayer: "Una de las especialidades policiales es la lucha contra aquellos que explotan a las personas trayéndolas desde distintos países del mundo engañadas y luego las explotan en cualquier trabajo de forma deshonesta o en la prostitución".Juan Cotino insistió en que "se han reorganizado los servicios para lucha contra las redes de inmigración ilegal, lo que ha permitido que en los últimos meses haya habido grandes operaciones, las más importantes de los últimos años, en las que estos criminales han sido detenidos". "Estos delitos representan la esclavitud de final de siglo, una de las bajezas más grandes, que no queremos que queden libres en nuestro país", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de agosto de 1999