Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad espera órdenes para iniciar dos campamentos

La Consejería de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes reiniciará las obras de los dos campamentos para rumanos que quedaron en suspenso hace siete días si así se lo piden el Ayuntamiento y la Delegación del Gobierno. El presidente regional, Alberto Ruiz-Gallardón, destacó ayer "el trabajo espléndido" de la Delegación del Gobierno, y puso a su disposición instalaciones, materiales y "todo lo que pueda necesitar para resolver el problema", informa F. Javier Barroso.Hace una semana, cuando el número de rumanos a realojar bajó de 355 a 85 tras la marcha de numerosas familias a la costa, las instituciones frenaron la construcción de los asentamientos de El Espinillo (Vicálvaro) y San Roque (Fuencarral). El primero, situado en un erial, estaba casi acabado, y en el segundo, en una vaguada con torres de alta tensión donde permanecen 200 inmigrantes, ni siquiera se había comenzado a trabajar.

Los terrenos donde se levantan los campamentos son municipales, y su construcción, que cuesta 12 millones por núcleo, corre a cargo de la Comunidad. Del trabajo social se encargan la Cruz Roja y la Comisión Católica, con fondos del Ministerio de Asuntos Sociales transferidos a las instituciones madrileñas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de agosto de 1999