Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una riada por una tubería rota corta dos horas la Castellana

La rotura de una tubería del Canal de Isabel II, perforada por una excavadora que reparaba el asfalto, devolvió ayer a la Castellana su primitivo aspecto. Hace algunos siglos, el hoy paseo era un arroyo. Ayer, también lo fue. Una enorme riada de 30 centímetros de profundidad recorrió la vía entre Nuevos Ministerios y Colón y obligó a cortar el tráfico durante dos horas. En la foto, un policía desvía los coches a la altura de Gregorio Marañón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de agosto de 1999