Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas detecta graves contradicciones en el plan de ayudas del Gobierno a las eléctricas

La Comisión Europea ha iniciado sus investigaciones sobre las ayudas por 1,3 billones de pesetas concedidas por el Gobierno a las compañías eléctricas. Como primer paso, Bruselas ha enviado al Gobierno 20 preguntas sobre los costes reales del sector, que deberá contestar el Ministerio de Industria. De sus preguntas se desprende que la Comisión ha descubierto serias contradicciones en las cifras facilitadas por Industria y las empresas. Aclarar la divergencia es fundamental para determinar si la ayuda está justificada.

De las divergencias encontradas puede colegirse que las empresas están inflando los costes para que Bruselas autorice una cantidad superior de ayudas públicas, fijada ahora por el Gobierno y el sector en 1,3 billones en concepto de costes de transisición a la competencia (CTC). La indagatoria más extensa se centra en los costes variables de la electricidad, que es donde los responsables de la Competencia detectan contradicciones más graves.En la pregunta 3, la Comisión asegura que hay "divergencias importantes entre los costes variables de las distintas centrales nucleares (de 2,76 pesetas kilovatio hora (kwh) a 5,10 pesetas kwh). ¿Qué es lo que explica estas diferencias?". Las autoridades comunitarias indican que, según la OCDE, el coste variable medio de la electricidad nuclear sería de 3,39 pesetas/kwh. "De esta forma, el coste variable de ciertas centrales [españolas] superaría en más de un 50% el coste variable medio indicado por la OCDE. ¿Cuál es la razón?", se pregunta la Comisión.

Perplejidad

Esta pregunta resume la perplejidad de la Comisión ante las cifras contradictorias facilitadas antes del 14 de junio, fecha en la que se entregó a los países miembros la Metodología de análisis de las ayudas estatales vinculadas a costes de transición a la competencia. Otro factor de perplejidad para Bruselas es que, según las cifras españolas, los índices de utilización de las centrales nucleares son inferiores al 70%. "Tales índices parecen bajos a la vista de comparaciones internacionales".La explicación es sencilla. Industria y las eléctricas parecen hinchar los costes variables para que en el cálculo comunitario tengan derecho a más ayudas. Hay que tener en cuenta que en los CTC pedidos por el Gobierno, el 60% corresponde a centrales nucleares que, según Industria y las empresas, no pueden recuperar sus costes variables en el mercado, aunque sus cuentas de resultados dicen lo contrario. A la misma estrategia responden las cifras que pretenden demostrar que las nucleares españolas están infrautilizadas, porque cuanto menor sea la electricidad producida y vendida, menor será la capacidad de amortización de los costes variables y más ayudas públicas necesitará una central para cubrir costes.

Además, las eléctricas están ampliando la vida útil de sus centrales nucleares cuando la vida económica, es decir, el periodo en el cual afirman que deben recuperar los costes variables y fijos termina en el 2013. A efectos de cálculo de los CTC, el periodo es de 25 años; pero los cierto es que las empresas explotan las nucleares cinco años más como mínimo. Un aumento de cinco años implicaría reducir los CTC un 31%, es decir, 400.000 millones.

En el punto 7, la DGIV pregunta por los costes financieros, que, al parecer, también se han sobreestimado desde España. "El coste financiero representaría entre el 5,5% y el 12,5% del coste total de la inversión en una central nuclear en los países de la OCDE. Sin embargo, sus autoridades han indicado que el coste financiero de una central nuclear representaba alrededor del 35% del coste de inversión. ¿Cómo se justifica este porcentaje?".

La misma contradicción aprecia Bruselas en el cálculo del coste del kilowatio/hora nuclear. Según las cifras facilitadas por España a la OCDE, sería de 5,27 pesetas; pero "en función de las inversiones no recuperables" que se derivan de las cifras del Gobierno después del 14 de junio, el precio oscila entre 6,92 pesetas y 12,43 pesetas. "Sus autoridades", dice la pregunta 11, "han indicado para las centrales de Ascó II y Vandellós costes variables superiores a los precios medios a los que dichas centrales vendieron la electricidad producida en 1998. (...) ¿Cómo es posible? ¿Cómo se explica que dichas centrales vendan a un precio inferior a su coste variable?", se pregunta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de agosto de 1999

Más información

  • La Comisión envía a Industria un formulario para que justifique los 1,3 billones concedidos