Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Diputación de Almería se constituye como la única gobernada por el PP en Andalucía

El popular Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, presidente provincial del PP en Almería, fue elegido ayer por segunda vez consecutiva como presidente de la Diputación almeriense. Tras cuatro años de gobierno en mayoría relativa, el nuevo mandato con Rodríguez-Comendador de nuevo en la presidencia, se presenta más relajado para los populares. Los 14 votos necesarios para la mayoría absoluta fueron emitidos por sus 14 diputados electos. El PSOE, con 12, votó en blanco; al igual que IU, que ha obtenido un solo diputado en la nueva Corporación.

Al acto asistió el ministro de Trabajo, Manuel Pimentel, y el nuevo secretario general de los populares andaluces, Antonio Sanz. El discurso del presidente, ante la nueva etapa de gobierno en mayoría absoluta que se abre a los populares, dedicó buena parte a la "voluntad de consenso" por parte de su equipo para sacar adelante proyectos e ideas que favorezcan la provincia. "Nuestro trabajo irá destinado a todos y cada uno de los municipios sin distinción de ninguna clase", avanzó el presidente electo. De este modo, contestaba así a las palabras procedentes del portavoz del Grupo Socialista y alcalde de Purchena, Luis Caparrós, que no dudó en recordar a Rodríguez-Comendador "que los intereses de la provincia están por encima de dependencias y servidumbres de partido". En este sentido, los socialistas insistieron en el compromiso del diálogo, de alcanzar acuerdos y buscar el consenso como base de una gestión "justa y eficaz". Tanto en el discurso socialista como en el efectuado por el nuevo presidente hubo una indicación expresa en defensa de la institución provincial. El portavoz socialista tachó de "interesados" a quienes abogan por la desaparición de las diputaciones por considerarlas "organismos caducos". El presidente las defendió como administraciones "con vocación de servicio y colaboración" y no como contrapoderes de la administración autonómica. Rodríguez-Comendador adelantó su acción de gobierno vertebrada en cuatro ejes fundamentales: los planes de cooperación municipal, con especial apoyo a las poblaciones de menos de 20.000 habitantes; el fomento del desarrollo económico provincial, sobre todo en los sectores agrícolas y turísticos; el desarrollo de las políticas que contribuyan al bienestar social de los vecinos; y el fomento de las políticas activas de empleo. El nuevo equipo de gobierno -en el que estrenan cargo sólo seis diputados- apuesta por la continuidad para los próximos cuatro años. La vicepresidencia vuelve a recaer sobre José Luis Aguilar Gallart, también concejal del Ayuntamiento de Almería, y es de esperar que el resto de los diputados que repiten en este mandato sigan al frente de las áreas que han coordinado hasta las últimas elecciones. El ministro Manuel Pimentel quitó importancia al hecho de que la de Almería sea la única corporación provincial del Partido Popular en Andalucía. "Luis Rogelio es un gran amigo y además simboliza una gran gestión. Almería es una provincia tradicionalmente aislada, con unos recursos naturales limitados y, sin embargo, su sociedad ha sabido ponerse a la cabeza en la creación de empleo y riqueza", concluyó el ministro de Trabajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de agosto de 1999

Más información

  • El popular Rodríguez-Comendador recalca la "voluntad de consenso" de su equipo