Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Ni me compran ni me vendo; no tengo precio"

Sus propios ex compañeros del PSOE sugieren que el Grupo Independiente Liberal (GIL) ha pagado para que Malika Mohamed permanezca como diputada en la Asamblea de Melilla e impida la moción de censura contra Mustafa Aberchan. Ella lo niega y sostiene que sólo se ha mantenido fiel a sus principios.Pregunta. ¿Por qué ha renunciado a su dimisión?

Respuesta. La situación política que está viviendo la ciudad, las actuaciones de la dirección de mi partido, las declaraciones de [Enrique] Palacios [el anterior presidente, del PIM]..., todo eso me ha ayudado. La moción de censura no es anti- GIL, sino anti-Aberchan o anti-moro. ¿Cómo se va a hacer si todavía no se ha empezado a trabajar? Hay que dar un voto de confianza al Gobierno. Ahora mismo, una moción es una bomba.

P. ¿Cree que provocaría conflictos en la ciudad?

R. Por supuesto que habría conflictos. Al moro no se le puede dar un chupa-chups y después quitárselo.

P. ¿Ha recibido algún tipo de presión para retractarse?

R. Presiones, no. Me han llamado muchas personas, innumerables, para pedirme que siguiera adelante. Palacios dijo que, como era musulmana, me estaba presionando Coalición por Melilla [la formación de Aberchan], pero, cuando me llama alguien, no le pregunto de qué religión o qué partido es.

P. ¿Alguna de esas llamadas ha sido de alguien o en nombre de alguien del GIL?

R. Ni una. No conozco a nadie del GIL. Sólo sé que hay unos muchachos monísimos, muy engominados y repeinados, con trajecitos... Pero no conozco a nadie. Ni sé si son de Melilla o no.

P. Su ex compañero Rafael Hernández asegura que le han intentado sobornar para que renunciase al acta.

R. Ha dicho que le hicieron esa propuesta el 25 de julio y yo me pregunto por qué lo ha mantenido en silencio y lo ha sacado a la luz después de que yo haya revocado mi dimisión. Si a mí me hacen algo así, lo denuncio en el momento. Digo yo que cuando una persona le pone precio a otra es porque cree que es vendible. A mí nadie me ha propuesto nada porque saben que ni me compran ni me vendo porque no tengo precio. No me lo pongo porque mi autoestima y mis principios están por encima de todo.

P. ¿Consultó la cuestión con Aberchan?

R. Jamás. Aberchan visitó a mi madre en el hospital. Palacios ha usado el tema y ha dicho que fue a verla a la una y media de la madrugada con la intención de convencerme para que no siguiera adelante con la dimisión. Yo no le conocía. Le tendí la mano por primera vez después de la sesión de investidura. Visitó a mi madre a las ocho de la tarde acompañado del secretario de organización de CM, que es amigo mío desde 1982. Yo interpreté que era una visita de cortesía, un detalle que podían haber tenido otros compañeros. No hablamos de política. Yo incluso le quise hacer un comentario sobre el voto en la sesión de investidura y me dijo que había ido a ver a mi madre y que no era momento de hablar de política. Me dejó cortadísima.

P. Pese a no conocerlo, ha dicho que es el mejor alcalde para Melilla.

R. Y lo mantengo. Meditamos mucho su investidura: representa al 50% de la población melillense y apostábamos por el programa socialista, que está basado en los principios de integración, convivencia y solidaridad. Si no es ahora presidente, lo será dentro de unos años porque tendrá la mayoría. Vamos a ser realistas y a pensar cómo será la sociedad de Melilla en el futuro.

P. ¿Apoyará entonces al Gobierno si mantiene el escaño?

R. En absoluto. No me caso con Aberchan ni con nadie. No me preocupa lo que pase con el escaño porque no he tomado esa decisión para beneficiarme personalmente ni para obtener poder. Al revés, me perjudica porque me va a suponer mucho esfuerzo. Tengo una profesión muy digna [profesora de instituto] y no necesito la política. No apoyaré a nadie que vaya contra los melillenses. Si me ofrecen estar en el Gobierno, les diré que no.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de agosto de 1999

Más información

  • MALIKA MOHAMED - DIPUTADA EN LA ASAMBLEA DE MELILLA