Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cerca de 1.500 aves de El Fondo, intoxicadas por el agua del Segura

La epidemia de salmonelosis que ha asolado el parque natural de El Fondo de Elche y Crevillente, a causa de la toxicidad de las aguas del río Segura, ha provocado hasta el momento la intoxicación de 1.497 aves, de las que más de 1.200 han muerto. El resto, cerca de 300, intentan recuperarse en los centros de fauna. En los datos ofrecidos ayer por el consejero de Medio Ambiente, Fernando Modrego, aparecen índices de mortandad alarmantes como la que afecta a la especie en peligro de extinción, cerceta pardilla, con 125 ejemplares muertos sobre una población que no alcanza los 200. Modrego aseguró que desde que se detectó el pasado 14 de julio el brote de salmonelosis ha descendido la media de los animales intoxicados, "lo que refleja un resultado positivo de las actuaciones realizadas por Medio Ambiente". El consejero descartó la presencia de un brote de botulismo en el parque, enfermedad que en 1997 causó la muerte a cerca de 3.000 ejemplares, y aseguró que está en fase de estudio la puesta en marcha de "medidas estructurales" para conseguir que la mortandad remita. Las tareas de recogida de los restos de los animales se han incrementado con la presencia de barcas del parque natural de la Albufera de Valencia. Los diputados de la comisión de Medio Ambiente del PSPV realizarán hoy una visita al parque natural de El Fondo, para conocer de cerca el problema. Alquitrán en las playas Cinco tortugas y un delfín aparecieron ayer cubiertos de alquitrán en un radio inferior a 50 kilómetros en la costa de Alicante, informa Ezequiel Moltó. La asociación ecologista ADENA ha denunciado que algún barco de gran calado "ha realizado una limpieza ilegal de sus sentinas en mar abierto, lo que ha podido causar la muerte de un número indeterminado de especies marinas". Los animales heridos han sido trasladados al centro de recuperación de Especies Marinas de El Saler en Valencia. Las playas de Alicante registraron ayer la presencia de importantes cantidades de alquitrán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de agosto de 1999