Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia y el Club de París logran un acuerdo para aplazar el pago de la deuda, estimada en 15 billones

Rusia y el Club de París de países acreedores llegaron ayer, en la capital francesa, a un acuerdo para los próximos dos años sobre reestructuración de los pagos de la deuda exterior de la antigua URSS, según informó la agencia Itar-Tass. El ministro de Hacienda y representante especial del Gobierno ruso en estas negociaciones, Mijaíl Kasiánov, se mostró "completamente satisfecho con los resultados de las negociaciones con el club de acreedores de París". "En vez de 8.000 millones de dólares [1,24 billones de pesetas al cambio actual], Rusia ten-drá que pagar en el periodo 1999-2000 alrededor de 600 millones de dólares [93.000 millones de pesetas]", añadió Kasiánov. Según el ministro, "las negociaciones para la solución total de la deuda exterior de la antigua URSS (estimada en algo más de 100.000 millones de dólares, 15,5 billones de pesetas), de acuerdo con la fórmula del G-8, empezarán en el club de acreedores de París en otoño del 2000". Fuentes próximas a la negociación afirmaron ayer que la discusión entre las partes sobre el escalonamiento del pago de la deuda rusa había entrado en la noche del sábado en una fase final, pero no confirmaron la firma de un acuerdo. Por parte del Club de París dirigió las negociaciones su presidente, Francis Mayer, en unos debates que se centraron en la deuda de Moscú con 18 países acreedores en el periodo comprendido entre el 1 de julio y el 31 de diciembre del 2000. Hace tres años, el Club de París acordó con Rusia escalonar el pago de la deuda de 40.000 millones de dólares, 12.000 de ellos de pagos retrasados, en un periodo de 25 años. El próximo martes las negociaciones se trasladarán al Club de Londres para discutir sobre el pago de la deuda privada rusa. El pacto con el Club de París se produjo el mismo día que Rusia recibió el primer tramo de 640 millones de dólares (unos 99.000 millones de pesetas) de un crédito global de 4.580 millones para lo que resta de 1999 y el año 2000. El desbloqueo de la entrega de crédito a Rusia fue decidido por el Fondo Monetario Internacional (FMI) la noche del pasado miércoles, y es vital para evitar otra quiebra financiera como la de agosto de 1998.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de agosto de 1999