El FMI destaca "la fortaleza" de España, pero alerta del elevado paro

El Fondo Monetario Internacional (FMI) destaca en su último informe sobre España que la actividad económica se ha robustecido en los últimos años y refleja "su fuerte posición competidora". No obstante, incide en la alta tasa de desempleo y el diferencial de inflación con la media de la Unión Europea. La institución prevé para este año un crecimiento de la economía del 3,3% -por debajo de la previsión oficial española-, una inflación del 2,1%, y que la tasa de paro bajará al 16,8%, frente al 18,8% del pasado año.

La institución internacional con sede en Washington informó ayer sobre la conclusión de las consultas con España dentro del mecanismo de revisiones regulares a las cuales se someten los miembros del FMI. El Fondo calcula que el producto interior bruto (PIB) crecerá este año un 3,3%, después de un crecimiento del 4% en 1998 y del 3,7% en 1997. Se trata de una previsión más pesimista que la oficial del Gobierno, que se sitúa en el 3,5%.El informe añade: "El proceso de consolidación fiscal emprendido para cumplir con los requisitos de participación en la tercera etapa de la Unión Económica y Monetaria Europea causó una aguda caída de los tipos de interés domésticos, y esto estimuló la inversión y el consumo privados".

De la inflación recuerda que ha bajado desde el 5% en 1994 al 1,4% a finales de 1998 antes de acelerarse nuevamente al 2,2% en mayo de 1999. Sin embargo, subraya que se mantiene un desfase en el índice de precios de alrededor de un punto porcentual entre España y el área del euro, lo cual "podría afectar a la competencia española a medio plazo".

Según el Fondo, "la reciente recuperación económica ha estado acompañada por una caída notable en la inflación y una robusta creación de empleos". La tasa de empleo subió a un ritmo entre el 2% y el 3% anual entre 1995 y 1997, y un 3,4% en 1998, como reflejo "del fuerte crecimiento en sectores con uso intenso de mano de obra como la construcción".

Pese a ello, destaca que la tasa de paro se situaba en el 17% de la población activa en el primer trimestre de 1999, y continúa siendo la más alta de la UE. El Directorio Ejecutivo del FMI indica: "Para que se logren reducciones mayores en el desempleo, habrá que acelerar la reducción de las rigideces y otras disfunciones que restringen a la economía", y reitera la necesidad de "una flexibilización de los mercados laborales, la eliminación de los mecanismos tradicionales que protegen a los trabajadores de los despidos, o las negociaciones colectivas que comprenden asuntos como las vacaciones, pagos de gastos médicos y bajas por enfermedad". También advierte de que la reducción de gasto debe ir acompañada de otras reformas que eviten un impacto negativo en el sistema de pensiones.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS