Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DE LOS BALCANES

Apremiado por Italia, Rugova promete volver pronto a Pristina

Apremiado por las autoridades italianas, que lo acogieron con entusiasmo hace casi tres meses, en plena guerra de Kosovo, el líder moderado albanokosovar, Ibrahim Rugova, que ha residido en Roma durante todo este tiempo, anunció ayer que regresará a Pristina "en un par de días". En una entrevista publicada por Il Corriere della Sera, Rugova señala además su intención de reunirse próximamente con el administrador de la ONU para Kosovo, Bernard Kouchner, para estudiar la composición de la futura Administración de la provincia. Este último había reclamado la presencia de Rugova cuanto antes en un territorio que intenta reanudar la vida política y civil en un clima de enorme tensión.Rugova, que reside con su familia en una villa a las afueras de Roma, custodiado por agentes de los servicios secretos italianos, se ha mostrado sumamente reticente a la hora de decidir el regreso a Pristina alegando siempre razones de seguridad, pese a que hace más de un mes que terminó la guerra. Hasta el momento ha efectuado una única visita relámpago a Pristina, el pasado 15 de julio. En una entrevista concedida a EL PAÍS a principios de julio, Rugova justificó su aprensión explicando vagamente que todavía hay demasiadas personas armadas en Kosovo. Sin embargo, en unas declaraciones a Il Corriere, publicadas el pasado martes, el propio Kouchner ofrecía al presidente de la Liga Democrática de Kosovo protección absoluta para él y su familia a cargo de la Kfor.

Por otra parte, el Gobierno italiano empieza a dar signos de impaciencia por la prolongada estancia de Rugova. Durante este tiempo, su aspecto ha cambiado notablemente. Ha abandonado su eterna chalina, luce una piel bronceada y viste trajes con corbata como un verdadero estadista. El miércoles, el ministro de Exteriores, Lamberto Dini, le advirtió de que, si permanece más tiempo alejado de Kosovo, "se arriesga a perder el apoyo occidental".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de julio de 1999