Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vizcaína de Edificaciones comprará Uribitarte por 3.500 millones de pesetas

VIENE DE LA PÁGINA 1 La constructora Vizcaína de Edificaciones pagará 3.500 millones de pesetas a Argentaria y a Mapfre, firmas que, tras la quiebra de Uribitarte, se hicieron con la propiedad del inmueble como acreedores hipotecarios. Además, inyectará otros 1.713 millones de pesetas, de los que 200 millones servirán para pagar los gastos de administración y el resto se abonará a los 58 acreedores existentes. Con este desembolso, Vizcaína de Edificaciones ha dejado resuelto la deuda. Ahora queda pendiente el futuro del edificio, en el que la promotora pretende construir dos bloques de viviendas y un hotel. Para ello el Ayuntamiento tendrá que recalificar el edificio, una condición a la que no se opone el consistorio. Si estas condiciones se cumplen, Uribitarte dejará de ser un esqueleto y la quiebra inmobiliaria pasará a la historia. En los años 80 comenzó el proyecto para convertir este céntrico edificio bilbaíno en un gran centro comercial y de oficinas de lujo. Miguel Escudero promovió esta iniciativa, que fue financiada por Caja Postal. La promotora, que consiguió vender gran parte del edificio sobre plano a Mapfre, Iberdrola y Elkarkidetza, entre otras entidades, quebró en 1991, con un pasivo superior a los 19.000 millones de pesetas. Acuerdos en Abandoibarra Mientras, el Consejo de Administración de Bilbao Ría 2000 acordó ayer adjudicar las obras previas para urbanizar Abandoibarra a la constructora Sobrino, por 536 millones de pesetas, informa Amaya García. La obra comprende el desvío del río Elguera, reconstruir la estructura del muelle actual y ejecutar los accesos al área. En cambio, la sociedad decidió posponer la adjudicación de las parcelas de Abandoibarra sobre las que se levantarán los dos primeros bloques de viviendas de lujo para proponer a los posibles licitantes la reducción del número de plantas de los inmuebles, que bajarían de nueve a ocho. Según señaló Josu Ortuondo, presidente de la entidad, se trata de guardar un "equilibrio urbanístico con los pisos de la Gran Vía bilbaína". El primer bloque de viviendas, que se ubicará cerca del Palacio Euskalduna, será diseñado por el arquitecto vasco Luis Peña Gantxegi. La segunda parcela, situada junto al Museo de Bellas Artes, llevará la firma del austriaco Robert Krier. Otro de los acuerdos adoptados por el Consejo de Administración fue el inicio de la cuarta fase de la Variante Sur ferroviaria, que , entre otras cosas, cubrirá la estación de San Mamés y añadirá un segundo acceso por la Feria de Muestras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de julio de 1999

Más información

  • Bilbao Ría 2.000 adjudica a Sobrino la urbanización de Abandoibarra