Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE e Izquierda Unida amenazan con llevar el escándalo del lino al Parlamento Europeo

El PSOE e Izquierda Unida aseguraron ayer que trasladarán al Parlamento Europeo la polémica desatada en España por las presuntas irregularidades detectadas en el cobro de ayudas del lino si el PP mantiene su intención de cerrar la investigación parlamentaria en el mes de agosto. La dura reacción de ambas formaciones se desató cuando los populares presentaron un escrito en el que solicitan la elaboración y presentación de las conclusiones de la comisión de investigación en la primera semana de agosto. Sus socios catalanes y canarios respaldan esa medida.

Tanto Izquierda Unida (IU) como el PSOE consideran que el PP, apoyado por sus socios de Convergència i Unió (CiU) y Coalición Canaria (CC), está intentando por todos los medios que el lino pase lo más rápido posible por el Congreso y que los trabajos de la comisión investigadora se terminen cuanto antes para poder dar así "carpetazo" a un asunto que, al menos en principio, le perjudica claramente. Por eso le amenazaron ayer con llevar el caso hasta el Parlamento Europeo para que la polémica no se agote en las Cortes españolas. También estudian pedir la nulidad de los trabajos de la comisión.Sin embargo, Pedro Solbes, ex ministro socialista de Eeconomía y comisario europeo, se mostró ayer contrario a esta iniciativa porque cree que se trata de un "debate interno" que no debe entorpecer los trabajos de la Cámara europea. Ante la drástica contestación a su intento de cerrar la comisión en la primera semana de agosto, el PP retiró la iniciativa y la atribuyó a "un error", pero, en cualquier caso, mantiene la idea de que los trabajos concluyan en la primera quincena de ese mes.

El segundo turno de comparecencias en el Congreso se abrió ayer. Las nuevas explicaciones de empresarios de transformación corroboraron que, en España, el lino denominado "textil" no tiene por ahora uso industrial alguno.

La polémica del día atendió de nuevo más a las formas que al fondo. Tanto el PSOE como IU reprochan al PP su intención de cerrar apresuradamente la investigación para, en palabras del diputado de IU, José Luis Centella, "proteger a la ex ministra Loyola de Palacio" de las acusaciones de haber permitido la existencia de una trama de altos cargos en Agricultura dedicada a la caza de ayudas.

En el extremo opuesto, el partido que sustenta al Gobierno, apoyado en CiU y en CC, quiere acabar cuanto antes con los trabajos convencido de que el PSOE intenta "dilatar" la polémica con el propósito de desgastar al Ejecutivo.

Mientras tanto, se suceden las comparecencias que no hacen sino corroborar que el cultivo de lino textil en España obedece sólo a las elevadas primas que paga Bruselas: unas 120.000 pesetas por hectárea.

"Como el incienso"

Alejandro Moreno, representante de una de las empresas transformadoras, Transformadora Agrícola y Ganadera, de Córdoba), proporcionó cifras reveladoras. Por su sociedad, reconoció, han pasado en las dos últimas campañas, para su transformación, 1,5 millones de kilos de lino y se han vendido en total 24.000 kilos, el 1,3%. El resto, aseguró, lo tienen almacenado los agricultores, que, en algunos casos, prensan las pacas de lino "para hacer taburetes".Por su parte, Antonio Muñoz, representante de la sociedad Colisur 2000, vinculada a la familia de Nicolás López de Coca, ex presidente del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), justificó las diferencias de producción declaradas entre la última y la penúltima campaña de lino -la producción por hectárea se cuadruplicó de un año para otro- en las condiciones naturales, que permitieron una buena cosecha en todos los cultivos.

Las inspecciones de las autoridades de Castilla-La Mancha detectaron que las transformadoras inflan las declaraciones para captar más ayudas y ajustarse a las nuevas exigencias de producción mínima por hectárea: 1.000 kilos en la última campaña.

Las comparecencias del jefe de bomberos de Villarrobledo (Albacete), Antonio Calero, que sofocó el incendio declarado el 27 de mayo pasado en Cañavate (Cuenca) y que quemó 40.000 kilos de lino dejó las cosas en el mismo nivel de sospecha. El lino, según Calero, precisa un punto de calor para iniciar la combustión , "no un simple cigarrillo".

Otro de los comparecientes, el abogado y agricultor Fausto Sánchez Cano, que en junio de 1997 envió una carta a la entonces ministra, Loyola de Palacio denunciando la situación que se estaba dando con el lino, fue rotundo en sus declaraciones. "El lino" aseguró, "es como el incienso: cobra valor cuando se ha quemado".

Sánchez Cano explicó asimismo que en julio de 1997, el Gabinete de Loyola de Palacio reconoció, en respuesta a su denuncia, que la Comisión Europea ya había detectado "la picaresca" en torno a las ayudas del lino y que próximamente se apreciarían resultados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de julio de 1999

Más información

  • Los populares intentan que los trabajos de la comisión de investigación concluyan en agosto