Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP ofrece "mano tendida" en Álava

Ramón Rabanera, del PP, juró ayer su cargo como nuevo diputado general de Álava ofreciendo "mano tendida" y "comodidad" a todos los partidos. Añadió que no es "nacionalista español" y que los nacionalistas [vascos] se sentirán "muy a gusto" con el PP al frente de un territorio que el PNV ha gobernado durante 20 años .Rabanera alcanzó el cargo en la segunda votación, con los 27 escaños que suman su partido, el PSE-EE y Unidad Alavesa frente a los 22 del PNV-EA y de EH que reunió el candidato nacionalista y ex diputado general, Félix Ormazabal.

El desembarco del PP en una de las diputaciones vascas se produce en situación de minoría -también el Gobierno vasco lo está, recordó Rabanera-, ya que su equipo sólo cuenta de modo estable con 18 de los 51 procuradores.

El PSE, al tiempo que le daba sus votos, aclaró la situación . "Seremos su oposición", dijo Fernando Buesa, que concilió esa advertencia con el ofrecimiento de "comprensión y ayuda" al PP para gobernar Álava siempre que no se "desvíe". Si esto último ocurre, advirtió de que los socialistas serán "muy exigentes". Para que se tomara en serio su anuncio, Buesa empezó por pedir a Rabanera que rectifique su posición sobre el Concierto Económico, cuya defensa usó el lunes el popular a modo de reclamo hacia los nacionalistas.

El portavoz del PNV, Miguel Ángel Redondo, definió así la situación: "Lo que yo y mucha gente de la calle creemos es que [los socialistas] tienen al PP como monigote de feria para practicar el tiro al blanco cuando les apetezca".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de julio de 1999