Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Escuela de melodías

La primera academia madrileña para formar a artistas de musicales abrirá en octubre

Un antiguo almacén de tejidos, situado en pleno centro de Madrid,muy próximo a las Cortes, se convertirá en octubre en la primera escuela de la ciudad en la que se enseñará teatro musical. Los alumnos tendrán clases de canto, de interpreteción, de varios tipos de baile (jazz, claqué o danza moderna). Aprenderán a maquillarse, esgrima, sonido, malabarismo, percusión, bailes de salón o la historia del teatro musical. Se trata de un centro privado creado por el director de teatro Ricard Reguant, que se llamará Memory, el mismo nombre que tiene la academia que Reguant fundó en Barcelona hace cinco años, pionera en este tipo de enseñanzas. En ella se han formado muchos de los artistas que hoy trabajan en musicales, un tipo de espectáculo cada vez más corriente en las carteleras.No es casualidad que el plan de estudios y las asignaturas del nuevo centro recuerden a la escuela de Fama, aquella película que tantas vocaciones despertó la década pasada. De hecho, la academia Memory está inspirada en la escuela neoyorquina en la que se basó la película, un enorme centro de varias plantas llamado La Guardia.

"Fuimos a Nueva York para hablar con ellos y que nos enseñaran su plan de estudios, porque aquí no hay ningún modelo a seguir. Los alumnos de ese centro hacen el bachillerato y aprenden un instrumento. Nosotros sólo nos limitamos dar tres horas diarias de clase, sin bachillerato", comentaba ayer Reguant, pionero en el montaje de musicales en España desde hace catorce años. Cualquier persona puede iniciar sus estudios en Memory sin haber hecho antes nada que tenga que ver con el mundo del espectáculo. Reguant ha comprobado que el 80% de los matriculados asiste a las clases para dedicarse profesionalmente a este género de teatro. "Mucha gente nos preguntaba por qué no abríamos una escuela en Madrid. Ahora que llegan tantos musicales se necesita gente preparada, artistas que sepan cantar, actuar y bailar", declara Reguant.

La escuela Memory está situada en la calle de San Agustín (Centro). Sus 500 metros cuadrados albergan aulas para canto, interpretación y baile. Tiene capacidad para 150 alumnos. Hay, además, clases infantiles, de las que, en el caso de Barcelona, salen las voces que doblan todas las películas de Disney. "Damos una educación que no existía hasta ahora", comenta Reguant.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de julio de 1999