Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BSCH desata una batalla legal contra la mayoría de Airtel

El Banco Santander Central Hispano (BSCH), primer accionista de Airtel, con el 30,45% del capital, abrió ayer una guerra contra la mayoría que controla la operadora de telefonía móvil. El BSCH, una vez rechazada su propuesta para elevar de tres a siete el número de sus consejeros en Airtel, anunció que prepara acciones legales contra el consejo. Para el grupo de control, que aglutina el 56% de las acciones, la exigencia del banco es incompatible con su presencia en Retevisión y Amena, empresas competidoras de Airtel.

La junta de accionistas de Airtel, cuyo capital está valorado por el BSCH en unos tres billones de pesetas, se reunió ayer con carácter extraordinario para estudiar la propuesta del banco de elevar de tres a siete sus representantes en el consejo de administración de la operadora. La propuesta contó con el apoyo de BBK, Kutxa y Unicaja, aliadas del BSCH, pero fue rechazada por la mayoría de control, integrada por Vodafone Airtouch, British Telecom, Juan Abelló, Corporación Financiera Alba y la constructora Acciona. La mayoría, con el 56% del capital, calificó la propuesta del BSCH de inaceptable, al "no haber resuelto el banco la situación de incompatibilidad derivada de su presencia en entidades competidoras de Airtel". La situación descrita se concreta, según ese grupo, en la persona de José María Amusátegui, que es copresidente del BSCH y presidente de Unión Fenosa, accionista de referencia en Retevisión y en Amena, dos de los rivales de Airtel. La batalla por el control de Airtel se enmarca en el proceso abierto tras la publicación del informe del Tribunal de Defensa de la Competencia sobre la concentración de poder en diferentes sectores industriales en manos de la primera entidad financiera española. El Gobierno se ha mostrado partidario de una mayor apertura a la competencia, pero aún no ha tomado iniciativas legales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de julio de 1999

Más información

  • El banco, primer accionista, se enfrenta al 56%