Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UGT prepara movilizaciones contra el cierre de Tabacalera en Valencia

UGT-PV rechaza el plan industrial anunciado hace unos días por Tabacalera, que supondrá el desmantelamiento a partir del año 2000 de ocho de sus factorías en España, entre ellas la de Valencia, donde trabajan 250 personas. El sindicato sospecha que tras el cierre de la fábrica de Valencia, que ocupa 23.000 metros cuadrados en el centro de la ciudad, se esconde una operación para especular con los terrenos. Los dirigentes ugetistas anunciaron movilizaciones de protesta contra el cierre en septiembre.

El sindicato apenas dispone de información detallada sobre los planes inmediatos del Grupo Tabacalera, empresa pública privatizada en 1998. Sólo saben que la compañía pretende concentrar la producción de cigarrillos en ocho de las 14 fábricas con que cuenta en España, lo que en la práctica supondría la reducción de 1.250 empleos. Los planes de reestructuración de Tabacalera prevén el cierre de la factoría de Valencia, que ocupa 23.000 metros cuadrados entre las calles de Amadeo de Saboya y de Micer Mascó, de los que sólo 9.000 están protegidos por su valor arquitectónico. "Sobre el futuro de los terrenos se han dicho muchas cosas, aunque no hay nada confirmado. Desde que podría albergar un centro cultural, viviendas, un hotel o incluso una exposición permanente de Lladró", explicó ayer Marcos Peña, representante de UGT en el comité de empresa del centro de Valencia. Del futuro de la factoría de Alicante, que emplea a 365 personas, UGT dijo que Tabacalera proyecta trasladarla de su actual emplazamiento al polígono industrial Las Atalayas en un plazo de dos o tres años. "Así lo han dicho, pero ni tan siquiera han comprado todavía los terrenos, por lo que no pasa de ser un mero anuncio", añadió María Ponce, secretaria general de la Federación de Alimentación del sindicato. Peña aseguró que la factoría de Valencia carece de "valedor político" y recriminó a la alcaldesa de Valencia, la popular Rita Barberá, su pasividad ante el problema. "Alicante tiene a Federico Trillo y a Eduardo Zaplana", agregó el representante sindical de Valencia, quien recordó el proyecto abanderado por el comité de Valencia, hace ya tres años, de trasladar la factoría del centro de la ciudad al Puerto de Sagunto. Para UGT-PV el desmantelamiento de la fábrica de Valencia, donde se producen cigarrillos de las marcas Ducados, BN, Sombra y picadura de tabaco, puede traducirse en el despido encubierto del 60% del personal, dado que la mayoría son mujeres con más de 30 años de antigüedad y su recolocación en otros centros de Tabacalera es complicada. Por ello, el sindicato prepara movilizaciones a partir de septiembre, fecha en la que esperan sentarse a negociar con la dirección. A diferencia del mutismo del Ayuntamiento de Valencia, el alcalde de Alicante, el popular Luis Díaz Alperi, insistió en que la Corporación facilitará la construcción de la futura factoría de Tabacalera, convirtiendo la antigua en un centro cultural.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de julio de 1999

Más información

  • El sindicato cree que tras la clausura existe una operación especulativa