Entrevista:

"Las buenas notas no están reñidas con el compañerismo"

Virginia lleva toda su vida sacando buenas notas, pero es la primera vez que sale en los periódicos por hacer un examen: su 9,58 en la prueba de selectividad es la nota más alta obtenida este año por los estudiantes examinados en Madrid. Sin embargo, ella piensa que para ser una alumna modelo no basta con poder presumir de un buen expediente. La sociabilidad, el compañerismo y el espíritu de trabajo son cualidades que deben contar "tanto o más", dice. Mientras sus compañeros cruzan los dedos y esperan la confirmación de que han logrado el ingreso en la carrera elegida, Virginia ya puede dar por hecho que pasará los próximos cinco años ("por lo menos") en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicaciones. Nota le sobra. Pregunta. ¿Cuál es el secreto para sacar un 9,58 en la tan temida selectividad?

Respuesta. No sé, yo siempre he sacado buenas notas, pero no recuerdo ningún atracón de última hora. Lo mejor es estudiar un poco todos los días. Eso te permite no renunciar a tus amigos, a tus aficiones. A mí mis padres nunca tuvieron que decirme: "Virginia, estudia". Salía de mí.

P. ¿Alguna vez le han hecho sentirse un bicho raro?

R. No, porque nunca me he tenido que quedar un fin de semana sin salir por un examen. Si llevas las cosas al día, tu vida es igual a la de tus amigos.

P. ¿Queda tiempo para el deporte, los amigos, el ocio?

R. Claro que sí. Desde pequeña juego al voleibol, por ejemplo. Formé parte del equipo del colegio desde los 10 hasta los 16 años y, desde entonces, soy la entrenadora del equipo infantil. Siempre he podido combinar el deporte con los estudios.

P. ¿Qué le pareció la experiencia de la selectividad?

R. Oyes tantas cosas que te esperas lo peor. Luego, no es para tanto. En cierto sentido, es más una prueba de resistencia que de conocimientos. Lo importante es llegar muy concentrada al día del examen.

P. ¿Y qué espera encontrar ahora en la Escuela?

R. Bueno, de teleco me han dicho de todo, aunque yo no creo que sea tan horrible. Sé que es una carrera difícil, pero lo tengo asumido. No pienso agobiarme ni dejar que el expediente me presione. Si algún día llegan las malas notas, no pasará nada. Mis padres ya me han dicho que me lo tome con tranquilidad. Además, no voy a pasarme la carrera sólo estudiando. Quiero entrar en el grupo de teatro de la Universidad Politécnica o en alguna asociación estudiantil.

P. ¿En qué consiste ser una alumna modelo?

R. Supongo que las notas cuentan, pero también el método de trabajo, la capacidad de concentración y el ser una persona sociable. No sirve de nada sacar un 10 si luego no sabes relacionarte con los demás, participar en clase, compartir apuntes... Las buenas notas no están reñidas con el compañerismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0013, 13 de julio de 1999.

Lo más visto en...

Top 50