Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piqué defiende las ayudas eléctricas porque benefician a los usuarios

San Lorenzo de El Escorial

"Los consumidores españoles se han ahorrado decenas de miles de millones de pesetas desde la vigencia de la ley eléctrica". Con estas palabras reaccionó ayer el ministro de Industria y Energía, Josep Piqué, ante el anuncio de que las compañías eléctricas han empezado ya a recibir dinero de Industria (45.645 millones de enero a abril, de los 1,3 billones apalabrados) por la polémica compensación por los llamados costes de transición a la competencia (CTC). Piqué explicó que lo que ha ocurrido es que los ingresos que han percibido las compañías en concepto de esos costes en los primeros meses de 1999 "son apenas un 40% de los que hubieran recibido las compañías eléctricas si se hubiera mantenido el marco legal anterior". El ministro considera que ese hecho es el que más interesa a los consumidores, tanto a los particulares como a las empresas, "porque va en beneficio de sus bolsillos y de la competitividad". Piqué participó ayer en un curso sobre La aventura competitiva de la empresa española organizado por la Universidad Complutense en San Lorenzo de El Escorial y coordinado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE).

Tarifa

Piqué recordó: "Las compañías eléctricas reciben ingresos a través de las tarifas eléctricas, que incluyen los CTC, desde que se puso en vigor la ley eléctrica en 1997. Eso está perfectamente establecido y es transparente en la tarifa". Sobre la consideración de las cuantías como ayudas de Estado por parte de la Comisión Europea, con lo que son susceptibles de ser rechazas por Bruselas, el ministro dijo: "Se ha sacado de contexto una decisión que es absolutamente formal, un mero trámite". "Lo que importa es constatar, y la Comisión Europea así lo ha hecho, que la legislación eléctrica en España nos pone al frente de los procesos de liberalización en Europa y al frente de la reduccción de los costes eléctricos".

Mientras el ministro efectuaba estas declaraciones, las organizaciones de consumidores (OCU, CECU, CAVE) insistían en la necesidad de que el Gobierno deje en suspenso de forma inmediata la aplicación del 4,5% de la tarifa eléctrica al pago de compensaciones, porcentaje que consideran "un recargo".

CAVE se ha dirigido por escrito al presidente del Gobierno, José María Aznar; a los ministros de Industria y Energía y de Sanidad y Consumo, Josep Piqué y José Manuel Romay, respectivamente, así como a los portavoces de los grupos parlamentarios del Congreso para que tomen las medidas oportunas encaminadas a paralizar el cobro de los costes de transición a la competencia (CTC) a los consumidores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de julio de 1999