Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP ofreció la alcaldía de Torrejón a un edil al que había 'purgado'

El candidato fue excluido de las listas por "no dar imagen de centro"

El PP estaba dispuesto a asumir "sacrificios" con tal de romper el cinturón rojo del corredor del Henares y hacerse con la alcaldía de Torrejón de Ardoz (88.000 habitantes). Incluido el que el regidor de este municipio no fuese el cabeza de lista del PP, Sabino Ollero, sino el destituido número uno popular y ahora líder del PADE, Julián López. Un miembro de la ejecutiva regional popular, Ricardo Romero de Tejada, le ofreció la alcaldía a López ante los manteles del restaurante vasco Gaztelubide.

Julián López era concejal del PP e incluso fue alcalde de Torrejón con esta formación. A principios de año fue elegido como cabeza de lista municipal por el comité electoral local, presidido por Sabino Ollero. Pero a dos meses de las elecciones, la Ejecutiva regional decidió prescindir de López como candidato porque no daba "imagen de centro". López recogió firmas en su favor. El partido respondió destituyéndole como presidente local. Entonces se presentó como cabeza de lista del Partido Democrático Español (PADE) y ganó cuatro concejales. Este hecho convirtió su apoyo en precioso para el PP, hasta el punto de que, aparte de la otra oferta, también trabajó en la consecución de lo que denominó "tercera vía": que el PP y el PADE apoyasen la investidura de Pilar de Mesa, la candidata del partido local Unidad Ciudadana (UC), el menos votado.

Disculpas

"Mi obligación era buscar acuerdos, con la máxima generosidad por nuestra parte, para que Torrejón tuviese un gobierno de centro-derecha, ya que la izquierda había perdido por primera vez la mayoría absoluta. Lo del centro lo digo por nosotros; lo de la derecha, por ellos", argumenta Romero de Tejada. Molesto porque López hubiese difundido conversaciones "privadas", Romero de Tejada añadió que lo que pretendía no era ni más ni menos que lo que han hecho el PSOE e IU en otros municipios. Ninguna de las dos "vías" cuajó. Ollero, según Romero de Tejada, "hubiera aceptado el sacrificio, porque los militantes del PP son gente muy disciplinada", pero ni López ni Pilar de Mesa estuvieron dispuestos a renunciar a la alcaldía. El pleno invistió alcaldesa a la líder de la lista más votada, la socialista Trinidad Rollán. Las urnas dieron 10 ediles al PSOE, dos a IU, siete al PP, cuatro al PADE y dos a UC.

López, en el pleno de constitución y en un comunicado titulado Por qué no ha habido pacto en Torrejón, aseguró que Romero de Tejada le había pedido disculpas por su destitución como candidato a la alcaldía de Torrejón, a dos meses de las elecciones, como presidente local, y que le invitó a comer en Gaztelubide el pasado día 18.

"Me pidió que mis concejales se integrasen en el Partido Popular y que volviera a ser el presidente local con la ejecutiva que deseara, ofreciendo el apoyo de los concejales del Partido Popular de Torrejón para que fuera alcalde, con la renuncia previa de Sabino Ollero y Francisco Pastor al cargo de concejales", afirma López en su escrito. López admite que Romero de Tejada le puso como condición que le llevase los votos de Unidad Ciudadana, cuya cabeza de lista, Pilar de Mesa, había manifestado desde el primer momento que estaba abierta al diálogo tanto con el PSOE como con el PP, siempre que fuera a cambio de la alcaldía. Y lo mantuvo.

Romero de Tejada no contestó a la pregunta de si hubiese aceptado el que rodasen las cabezas de Ollero y Pastor. "Lo pedía él, con un aire de revanchismo que no es normal. Yo le dije que primero me trajese los votos de UC y luego hablaríamos y buscaríamos soluciones. Un sacrificio se pide siempre por causa mayor, por el bien y el interés común", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de julio de 1999