Los difíciles equilibrios de Prodi

ROMANO PRODI PresidenteNEIL KINNOCK Vicepresidente para la Reforma AdministrativaMARIO MONTI CompetenciaFRANZ FISCHLER Agricultura y PescaERKKI LIIKANEN Empresa y Sociedad de la InformaciónFRITS BOLKESTEIN Mercado Interior y FiscalidadPOUL NIELSON Desarrollo y ayuda HumanitariaGÜNTER VERHEUGEN AmpliaciónCHRISTOPHER PATTEN Relaciones ExterioresPASCAL LAMY ComercioDAVID BYRNE Protección de la Salud y de los ConsumidoresMICHEL BARNIER Política RegionalVIVIANE REDING Educación y CulturaMICHAELE SCHREYER Presupuesto y Control FinancieroMARGOT WALLSTRÖM Medio AmbienteANTÓNIO VITORINO Justicia e InteriorANNA DIAMANTOPOULOU Empleo y Asuntos Sociales

Romano Prodi prometió un equipo equilibrado. "Lo he conseguido", sostuvo ayer al presentarlo. El resultado se escrutará con lupa. De los 20 comisarios, la mitad son socialistas, seis demócrata-cristianos o afines, tres adscritos a los liberales, y una a los Verdes. Una cuarta parte -cinco- son mujeres, menos de lo que pretendió el profesor, pero igual número que en el colegio Santer, que lega al nuevo equipo cuatro de sus miembros. Profesionalmente hay siete exministros, tres exsecretarios de Estado, varios responsables de partidos o grupos parlamentarios, un profesor y un abogado. Frente a personalidades brillantes y polémicas del equipo cesante -como Emma Bonino, Karel van Miert o Leon Brittan-, el tono parece a primera vista algo más gris, aunque prometen juego el profundo Chris Patten, el habilidoso Pascal Lamy, el sólido Pedro Solbes y la enérgica Loyola de Palacio. La exministra española figura entre los más nacionalistas, franja cuyo extremo lo ocupa un euroescéptico radical, el holandés Frits Bolkestein.

"Todas las carteras son consistentes", aseguró Prodi. Algunos las han mejorado en las negociaciones, como los españoles. Pedro Solbes, al que se auguraba Presupuesto, ocupará Asuntos Monetarios al retirar París a su actual titular, Yves-Thibault de Silguy. De Palacio amplió competencias en discusión firme de Madrid, después de que Alemania impusiera a Prodi dos candidatos que le disgustaban. Así son los otros dieciocho futuros miembros de la Comisión, ordenados según la lista del presidente:Italiano de 59 años, presidente, democristiano, aunque su grupo se ha integrado en el liberal. Expresidente del Consejo de ministros de su país, puesto que alcanzó a la cabeza de una coalición de centroizquierda, El Olivo, primera que incluyó a los comunistas. Mano de hierro en guante de seda. Controlará directamente la secretaría general, el Servicio Jurídico y el de Medios y comunicación. Persigue centralizar y "presidencializar" las tareas del portavoz, hoy muy descentralizadas. Se propone mandar y orientar la política exterior y la económica.Británico de 57 años. Expresidente del Partido Laborista, actualmente comisario de Transportes. Con fama de trabajador, sensato y buen interlocutor más que de líder carismático. De él dependerá el personal. La primera fase de la refoma ya se la ha hecho Prodi, reduciendo los servios en un 15%, de 42 a 36, eliminando su numeración aritmética y planeando la recolocación en distintos puestos de un mínimo de 150 puestos hacia áreas consdieradas más prioritarias. Primero se pensó que su vicepresidencia fuera de Exteriores, luego de Relaciones con el Parlamento.Italiano de 56 años, ex rector de la Universidad Bocconi de Milán, liberal independiente. El actual comisario del Mercado Interior ha aplicado toda su elegancia profesoral en intentar fraguar el consenso sobre la armonización fiscal, empeño que está a medio camino. Más analítico que sintético, más fabricante de ideas que ejecutor, nadie discute su calidad intelectual. En su nueva cartera, tradicionalmente la más importante de cuantas versan sobre políticas internas de la UE, deberá arremangarse.Austriaco del Tirol, 52 años, conservador. Añade Pesca a su cartera agrícola, ámbito donde es un experto. Estudió agronomía y fue ministro federal del ramo. Su reciente reforma para los próximos siete años salió adelante a costa de aceptar bastantes limitaciones. Le ha costado entender los problemas de la Europa del Sur, a lo que contribuyó la difícil relación con la misnistra y hoy colega suya De Palacio.Finlandés de 48 años, exsecretario general del Partido Socialdemócrata de su país y exministro de Hacienda. El actual comisario de Presupuestos aspiraba a una vicepresidencia o a un puesto de mucho relieve, como Desarrollo y Ayuda Humanitaria. Ha jugado contra él el dictamen del Grupo de Sabios, que criticó severamente su gestión presupuestaria.66 años, el veterano del equipo. Presidente del Grupo Parlamentario Liberal holandés. Su llegada a Bruselas es producto de un descarte de Política Interior. Fue ministro de Comercio Exterior y de la Defensa y es presidente de la Internacional Liberal. Fuertemente euroescéptico. PHILLIPPE BUSQUIN Investigación Belga -francófono- de 58 años. Físico de profesión, ha sido ministro regional, es el líder de los socialistas valones. Ofrece el perfil del dirigente de partido más que el de personaje público. Su aterrizaje se debe a la caída electoral de los socialcristianos, pues estaba llamado al puesto el exministro de Economía Phillippe Maystadt, quien fuera uno de los miembros brillantes del Ecofin. Su cartera está muy dotada.56 años. Socialdemócrata. Ministro de coooperación al desarrollo. Sustituye a la impulsiva Ritt Bjerregaard, la comisaria que más enemigos se ganó en menos tiempo. Aúna las carteras de Desarrollo y de Ayuda Humanitaria, por lo que de él dependerá ECHO, la agencia humanitaria fundada por Manuel Marín y multiplicada por Emma Bonino.Alemán de 55 años, socialdemócrata, actual secretario de Estado de Exteriores, rama Asuntos Europeos. Hombre de confianza del canciller Gerhard Schröder. "Estudios de Historia, Sociología y Ciencias Políticas", reza su currículo. La imposición de su nombre molestó sobremanera a Prodi, quien sin embargo lo ha aceptado. La cartera que se le atribuye rompe la regla no escrita según la cual el nacional de un país más interesado en una prioridad no debe desempeñarla, argumento que siempre se usó para que España no accediese a Agricultura o Política Regional.Británico de 55 años, conservador, ministro en varias ocasiones (Cooperación, Medio Ambiente). Como último gobernador de Hong-Kong acuñó fama de firme y flexible. Ha escrito un notable libro de memorias políticas. Le propuso el primer ministro Toni Blair -contra el parecer del conservador, William Haig- con la intención de dar un vuelco interno al euroescepticismo de los tories. Coordinará a los comisarios de Comercio y Desarrollo.Socialista francés de 52 años. Adscrito al cuerpo de élite por excelencia: la Inspección General de Finanzas. El actual director general del Crédit Lyonnais es la única plasmación del deseo de Prodi de contar con comisarios procedentes de la empresa. Fue estrecho colaborador de Jacques Delors, primero como consejero cuando el político era ministro de Economía, y luego como todopoderoso jefe de gabinete cuando accedió a la presidencia de la Comisión Europea. Seguramente el mejor conocedor de la casa. Fama de hábil. Debe preparar la Ronda del Milenio de la Organización Mundial de Comercio.Irlandés de 52 años. Independiente, conservador, amigo del primer ministro. Abogado, experto en derecho de la competencia y arbitraje comercial.Francés de 48 años. Fue ministro de Medio Ambiente y Secretario de Estado de Asuntos Europeos. Miembro del Grupo de Reflexión Westendorp -y no el más destacado- que preparó el Tratado de Amsterdam. Más político que técnico. Elección personal del presidente Chirac. Un hombre elegante al que le toca una cartera muy importante para un segundo comisario de su país.Eurodiputada luxemburguesa conservadora de 48 años. Se la considera entre los miembros menos destacados del nuevo colegio. Mujer de partido. Fue vicepresidenta de la comisión de Asuntos de Interior en la Cámara, y en esa calidad presidió la misión parlamentaria que visitó el zulo donde fue secuestrado por ETA el funcionario español José Antonio Ortega Lara.Alemana de 47 años. Presidenta del grupo ecologista. Experta en finanzas autonómicas y ministra-consejera de Medio Ambiente del land de Berlín. Como Verheugen, no suscitó el entusiasmo de Prodi, y los democristianos alemanes se aprestan a hacerle la "trinca" en la audiencia parlamentaria. Bonn siempre deseó esa cartera para garantizarse la austeridad de las finanzas europeas. La ha conseguido.Sueca de 44 años. Socialdemócrata. Diploma de estudios secundaios. Exministra de Cultura y de Asuntos Sociales. Tendrá fácil superar los resultados de su predecesora sueca, Anita Gradin.Socialista portugués, 42 años. Jurista. Fue viceprimer ministro y titular de Defensa. También ha sido presidente de Portugal Telecom Internacional y de la junta del Banco Santander Portugal.Ingeniera griega de 40 años, la benjamina del colegio de Prodi. Actual secretaria de Estado para el Desarrollo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0009, 09 de julio de 1999.

Lo más visto en...

Top 50