Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un mapa político localista y fragmentado

La Asamblea de la ciudad autónoma de Melilla presenta, tras las elecciones del pasado 13 de junio, una configuración muy fragmentada entre las seis fuerzas políticas que consiguieron representación de las nueve que concurrieron a los comicios. Todas ellas se quedaron lejos de la mayoría absoluta y ninguna alcanza siquiera un tercio de la Cámara, situación que, junto a los intentos de aislamiento del Grupo Independiente Liberal (GIL) por parte de los populares y los socialistas, explica las dificultades para la formación de un Gobierno estable. - Grupo Independiente Liberal (GIL). Se ha presentado por primera vez en Melilla, con el conocido empresario de discotecas Crispín Lozano como candidato a la presidencia, y ha resultado la lista más votada. Sus 7.400 papeletas le han proporcionado siete escaños en la Asamblea. Dio su apoyo a Mustafá Aberchan, de Coalición por Melilla, para que fuera investido presidente.

- Coalición por Melilla (CM). Aglutina a la inmensa mayoría del voto musulmán y dispone de cinco escaños, uno más que en la anterior legislatura. En la investidura decidió votar a su propio candidato, Aberchán, tras sentirse excluida por las demás formaciones en las negociaciones para un pacto anti-GIL.

- PP. Dispone de cinco escaños cuando en 1995 consiguió 14, es decir mayoría absoluta, lo que permitió a su candidato, Ignacio Velázquez, afrontar un segundo mandato. En 1997, sin embargo, Enrique Palacios abandonó la formación junto a otro diputado y presentó una moción de censura apoyada por las demás fuerzas políticas -el PSOE, CM y Unión del Pueblo de Melilla-, aunque hasta febrero de 1998 no llegó a votarse al esgrimir Velázquez un decreto según el cual Palacios no podía votar en ella por estar directamente interesado en la causa. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía dio la razón a Palacios.

- Unión del Pueblo de Melilla (UPM). Es el partido localista tradicional. Dispone de tres escaños y su candidato, Juan José Imbroda, contaba con los apoyos del PP, el PIM y el PSOE para ser investido presidente el pasado sábado, pero los dos diputados socialistas optaron a última hora por votar a favor de Mustafá Aberchan.

- Partido Independiente de Melilla (PIM). Creado este mismo año por Enrique Palacios, presidente de la ciudad desde febrero de 1998 tras haber abandonado al PP y promovido una moción de censura contra Ignacio Velázquez. El pasado jueves exigió la presidencia para él o para su número dos, Francisco Robles, como condición para apoyar una nueva moción con la que el PP, el PSOE y UPM intentarían evitar que Mustafá Aberchan sacase adelante su proyectado Gobierno con el GIL.

- PSOE. Ha logrado dos diputados en la Asamblea, tres menos de los conseguidos en 1995. Ahora tiene que designar a sus dos representantes tras las dimisiones, formalizadas ayer mismo, de Román Dobaño y Malika Mohamed, expedientados por no obedecer las instrucciones de la dirección federal de votar la investidura de Juan José Imbroda (UPM). A estas alturas, acepta cualquier pacto que excluya al GIL.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de julio de 1999