Maragall considera "un voto por la transparencia" la asistencia a la cena

VIENE DE LA PÁGINA 1 "Muchas gracias por la contribución; entiendo que vuestra presencia aquí no es más que un voto por la transparencia". De esta manera agradeció Pasqual Maragall la contribución de los empresarios a la financiación de su campaña electoral. Ensalada de vieiras y langostinos a la vinagreta de cava, solomillo de buey a la salsa de oporto con patatas gratinadas y verduritas de temporada, y abanico de frutas rojas con helado de mascarpone, todo ello acompañado por un Castell del Remei Chardonnay, un tinto Cabernet Sauvignon también Castell del Remei y un Freixenet brut nature, constituyeron el menú de esta cena para recaudar fondos. Maragall enumeró ante los asistentes su decálogo: Consenso. El consenso debe ser la base de la acción política instrumentado a través del diálogo y la participación. Territorio. Los territorios tienen prioridad estratégica propia cuyas demandas el Gobierno debe atender. Nueva cultura. Hay que cambiar la cultura de la identidad por la del proyecto. Los proyectos son complejos e implican una dinámica de mayor participación. Liderazgo. Un liderazgo público potente es necesario para desarrollar políticas de consenso. Este liderazgo no implica intervencionismo. Enseñanza. Hay que acometer una auténtica reforma educativa que case empresa, escuela y universidad. No se puede perder ninguna de las oportunidades que brinden las nuevas tecnologías. Inversión. Más inversión y menos gasto corriente. La nueva Administración hará un esfuerzo importante de contención del gasto corriente. Políticas integrales. Se propone una nueva acción política para integrar en la actividad económica con la educación, el empleo, la vivienda y la seguridad. Infraestructuras. Aprovechar la experiencia de los Juegos Olímpicos de 1992 para desarrollar un gran plan de infraestructuras para toda Cataluña. Gobierno de calidad. El Gobierno catalán seguirá la estela de la Mancomunitat de Enric Prat de la Riba y de la Generalitat republicana. Estará integrado por personas de alta calidad personal y competencia profesional. Pondrá especial atención en qué se gasta, cómo se gasta y cuándo se gasta. Prioridades y objetivos. A modo de compilación, Maragall enunció los siguientes puntos: "educación, educación y educación, atención al territorio y consenso". También consideró objetivos prioritarios la incorporación de la mujer a la actividad económica y establecer un modelo federal en la relación de Cataluña con España. "Cataluña no puede ser un caso excepcional en España; hemos de encontrar una solución para España que sea también una solución para Cataluña", dijo. El candidato a la presencia de la Generalitat puso énfasis en clarificar: "El cambio no será en favor de ningún partido; no quiero una Generalitat socialista, sino una Generalitat al servicio de todos los ciudadanos de Cataluña", modelo que contrapuso al actual de la "Generalitat convergente". Maragall enumeró todos estos puntos en un parlamento anterior a la cena, un acto que no ha sido visto con buenos ojos ni por Iniciativa per Catalunya-Verds (IC-V) ni por Esquerra Republicana (ERC), formaciones con las que el candidato pretende articular su proyecto político de mayoría progresista. El portavoz de Iniciativa per Cataluña-Verds en el Parlament, Jordi Guillot, afirmó que su grupo hace "una lectura muy crítica del tono y de la imagen" del hecho. Guillot denunció la "especie de obsesión y preocupación de Maragall por construir el cambio desde el centro político y el centro económico", y advirtió de que "de la misma forma que un cubierto de 100.000 pesetas excluye a la mayoría de la sociedad, si Maragall sustenta el cambio en esta lógica excluirá a la mayoría de los ciudadanos de su opción de cambio". Según el dirigente de IC-V, la mayoría de la sociedad pensará que "las bases de su cambio son un cambio de Pujol por Maragall en lugar de un cambio de una política de derechas por otra de izquierdas". A las críticas de Iniciativa per Catalunya-Verds se sumaron las de Esquerra Republicana de Catalunya. Josep Huguet, vicesecretario general de ERC, declaró: "Cuando los poderes fácticos lo apadrinan, es la garantía de que no habrá cambio con Maragall".

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de julio de 1999.

Lo más visto en...

Top 50