Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los populares dicen que el PSOE tiene más alcaldías, pero menos crédito

Javier Arenas afirmó ayer en Córdoba que la condición del PSOE como partido estatal ha quedado desacreditada tras los pactos poselectorales que ha suscrito con fuerzas nacionalistas o regionalistas en varios ayuntamientos: "Tiene más alcaldías que en 1995, pero menos crédito y coherencia". El secretario general del PP insistió también en que los verdaderos vencedores de las elecciones municipales han sido los populares, que consiguieron ser la lista más votada en 3.175 municipios mientras que los socialistas tan sólo se impusieron en 2.045.

La elección de Córdoba por parte de Arenas para hacer una valoración del panorama surgido tras los comicios del 13-J no fue casual. Izquierda Unida gobernará esta ciudad con el apoyo del PSOE pese haber perdido un 8% de los votos, en tanto que el PP incluso ha rozado la mayoría absoluta.

"No se puede decir a la sociedad española "estamos muy preocupados por la desmembración de España" y, a continuación, pactar con cualquier proyecto, aunque cuestione la Constitución, aunque tenga una filosofía independentista, para quitar una pequeña parcela del poder al PP", dijo Arenas, que citó en este punto los acuerdos de los socialistas tanto con Esquerra Republicana de Catalunya como con el Bloque Nacionalista Galego.

Frente a ello, el secretario general del PP contrapuso los acuerdos firmados por su partido, que, a su juicio, no contradicen en nada su condición nacional ni su programa político, razón por la que manifestó su convencimiento de que ha salido reforzado de esta cita con las urnas.

Pérdida de coherencia

Arenas agregó que la pérdida de coherencia del PSOE al pactar con fuerzas ajenas a su discurso político le ha reportado un balance muy pobre, ya que al final apenas podrá gobernar en la mitad de capitales que el PP. En principio, los socialistas se han adjudicado 15 de ellas por 29 los populares. Arenas también se mostró contrario a que el PSOE dirija la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), ya que cree "democráticamente incomprensible que el partido que ha perdido las elecciones piense que tiene que presidir la FEMP".

Por último, Arenas rechazó que exista contradicción alguna entre su postura y la expresada por el presidente del Gobierno, José María Aznar, acerca de una posible reforma de la Ley Electoral. Aseguró que los dos coinciden en que la ley no se puede cambiar después de unos comicios y que, en definitiva, se trataría de una medida que debería ser consensuada por todos los partidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de julio de 1999