CONSTITUCIÓN DE LOS AYUNTAMIENTOS

Vigo, Pontevedra y Ferrol estrenan alcaldes nacionalistas

El PSOE presta sus votos al BNG, pero sin integrarse con él en coaliciones

Tres de las principales ciudades gallegas -Vigo, Pontevedra y Ferrol- tienen desde ayer alcaldes nacionalistas que las gobernarán en minoría. El PSOE les prestó sus votos para la investidura, pero por el momento renuncia a formar gobiernos de coalición con el BNG. La coalición funcionará en Lugo y, probablemente, en Santiago de Compostela, en ambos casos con alcalde socialista. En A Coruña fue investido por quinta vez el socialista Francisco Vázquez, que repudió "la presencia de asesinos en las nuevas corporaciones". En Ourense, donde repetirá el popular Manuel Cabezas, no pudo constituirse la corporación por estar pendiente de un contencioso electoral. No hubo grandes sorpresas en la constitución de los ayuntamientos gallegos. El pacto de socialistas y nacionalistas permite a los primeros ostentar 64 alcaldías y 13 a los segundos. El PP, que fue la lista más votada en 246 municipios, gobernará sólo en los 216 en que obtuvo mayoría absoluta y en Cervo (Lugo), donde los dos concejales nacionalistas se negaron a votar al candidato del PSOE; el BNG ya ha anunciado su expulsión. En el resto de los ayuntamientos funcionó el compromiso mutuo de apoyar al candidato más votado.

En Vigo, Pontevedra y Ferrol es la primera vez que los nacionalistas acceden a la alcaldía. Lois Pérez Castrillo, Miguel Fernández Lores y Xaime Bello Costa, los tres alcaldes investidos, subrayaron ayer esta circunstancia con promesas que anuncian un nuevo talante en el gobierno de esas ciudades: más eficacia en la gestión, más iniciativa política y más diálogo con los ciudadanos.

El urbanismo es, en los tres casos, el área más espinosa y la reserva para sí de las competencias en la materia, el principal escollo que ha encontrado el BNG para configurar gobiernos de coalición con el PSOE, que las reclamaba. Los portavoces socialistas en estas ciudades garantizaron ayer, no obstante, la estabilidad de los gobiernos del BNG mediante acuerdos puntuales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 04 de julio de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50