Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez de Marbella llevó 16 de 33 casos que afectan a su familia

Gil admite que actuó de intermediario para los supuestos mafiosos italianos

En los juzgados de Marbella se han planteado 33 procedimientos civiles que afectan a familiares de la juez decana de la ciudad, Pilar Ramírez. De esos 33 casos, 16 fueron a parar al Juzgado número 3, del que ella es titular. La juez, que como decana es responsable del reparto, no se abstuvo. Varios de esos procedimientos están también relacionados con dos sicilianos, Felice Cultrera y Gianni Mennino, que la Fiscalía Anticorrupción vincula con la Mafia. EL PAÍS ha hablado con el padre de la juez, que admite su relación de amistad con esos dos "hombres de negocios", y asegura: "Mi hija nunca me ha preguntado nada de lo que hago. Soy el ídolo de Pilar". El alcalde de Marbella, Jesús Gil, por su parte, explica que desde que aterrizaron en la ciudad, Cultrera y Mennino se han ganado fama de negociantes conflictivos. Gil incluso relata una reunión en 1993 en la que los dos italianos amenazaron a uno de sus concejales: "Mennino dijo que en Italia algunos asuntos se arreglaban poniendo zapatos de hormigón al interesado. A raíz de ese incidente convoqué una reunión con ellos. Así les conocí". Gil admite que ha actuado de intermediario para solucionar algunos problemas que plantean Cultrera y Mennino, pero niega en redondo compartir negocios con ellos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de junio de 1999