Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcoholismo es la causa del 33% de los malos tratos a mujeres

El Ayuntamiento de Barcelona estudia ofrecer ayuda psicológica y tratamiento de desintoxicación a las parejas de las mujeres maltratadas, tras constatar que el 33% de esas barcelonesas manifestaron que el alcohol fue el desencadenante de las agresiones que sufrieron. El informe anual del grupo de Trabajo sobre Drogodependencias del Consejo Municipal de Bienestar Social propone al municipio que se actúe en favor de las mujeres maltratadas no sólo ofreciéndoles refugio, sino también intentando facilitar la rehabilitación del agresor, especialmente cuando es alcohólico. Aunque las agresiones domésticas tienen frecuentemente como desencadenante el hecho de que el agresor sufre trastornos mentales o toxicomanías, el motivo que más a menudo alegan las mujeres maltratadas es el alcoholismo de la persona con la que conviven. Ante esta situación, el Consejo Municipal insta a la Administración de justicia a que condicione el proceso legal del agresor al cumplimiento de un tratamiento de desintoxicación y que se controle judicialmente su realización. Aunque hay pocas experiencias en este sentido, el tratamiento a los agresores se ha revelado como una línea básica para reducir al máximo las reincidencias de agresiones, considera el citado informe. Las pruebas piloto que se han realizado en Buenos Aires (Argentina), Madrid y Vancouver (Canadá) muestran que el tratamiento del agresor es difícil, básicamente porque no reconoce su problema y, por ello, las terapias se abandonan frecuentemente incluso cuando hay una obligación legal de realizarlas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de junio de 1999