_
_
_
_
_

Rechazada la dimisión del líder popular en Castilla-LaMancha

Javier Casqueiro

La dirección nacional del PP no ha aceptado la renuncia de Agustín Conde, presidente del PP en Castilla-La Mancha, que puso su cargo a disposición del partido tras fracasar en su enfrentamiento con el socialista José Bono para la Presidencia de la comunidad. Conde se ofreció la semana pasada para asumir la responsabilidad de los malos resultados que el PP cosechó en esa región tanto en las elecciones municipales (donde perdió dos capitales, Albacete y Cuenca), como en las autonómicas (donde se le fugaron más 160.000 votantes de anteriores comicios). No ocurrió así en las europeas. La dirección del PP ha rechazado la marcha de Conde aunque no está satisfecha del resultado electoral ni de su trabajo. Pero en el PP han comprobado que no lleva a ningún sitio poner a un candidato y retirarlo tras su fracaso en las urnas para dejar vacío el espacio de la oposición en las Cortes regionales durante cuatro años. Ahora piensan dedicar sus esfuerzos a acorralar a Bono con más tiempo y desde el primer momento. En el PP confían sobre todo en que para las próximas autonómicas Bono ya no esté afincado en Toledo sino en Madrid, como candidato a la Presidencia del Gobierno.

El Comité de Dirección del PP sí diseña desde ayer sus estrategias en Cataluña y Andalucía, cuyas elecciones prevén para otoño, y la renovación de cargos internos en sus congresos provinciales y regionales para esas fechas. El portavoz del PP, Rafael Hernando, se negó ayer a hablar de una hipotética "catarsis" en Galicia o Cataluña, donde sí se admite en privado el mal resultado. Habrá "renovación y cambio", pero no congresos extraordinarios.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Javier Casqueiro
Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_