Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andalucía fue la comunidad autónoma en la que se vendió más cemento en 1998

Las ventas de cemento son un termómetro de la economía. Y a la luz de los datos, la situación de bonanza en Andalucía es evidente: la comunidad autónoma no sólo fue la que más cemento utilizó en 1998 sino también la que experimentó un mayor crecimiento de las ventas. La demanda -que según las estimaciones para 1999 rozará los 6,5 millones de toneladas- supera incluso los niveles alcanzados en los años previos a la EXPO ´92, cuando llegó a los 5,4 millones. La prosperidad del sector repercute en la construcción, donde el nivel de desempleo es el más bajo desde 1981 (11%). En 1998, Andalucía utilizó 5,7 millones de toneladas, el 20% del total nacional. El tirón de la demanda dejó por debajo a Cataluña (4,2) y a la comunidad valenciana (3,9). Pero es más, durante el año pasado, fue la región donde más crecieron las ventas: un 30%, diez puntos por encima de la media española. Málaga y Jaén En el primer cuatrimestre de 1999 continuó el incremento (25%), aunque la comunidad valenciana (37%) y Canarias (28%), relegaron el consumo andaluz al tercer puesto. De enero a abril, las tres regiones superaron la media nacional (19%), según los datos de Oficemen, la asociación que agrupa a los fabricantes españoles. Málaga (37,5%) y Jaén (30%) son las provincias que registraron un mayor aumento del uso durante los primeros cuatro meses del año. Almería (4%) tuvo el menor índice de crecimiento, pero los productores de cemento calculan que por las licencias de obra pública y las viviendas visadas, comenzará a despuntar en breve. El empuje de Málaga es palpable. El año pasado el consumo por habitante en Andalucía se situó en 746 kilos, mientras que en Málaga la cifra era de 945 kilos. La demanda tira de la producción. Por esa razón, la actividad en las ocho fábricas andaluzas está "al máximo". No en vano hay proyectos para abrir nuevas cementeras, dos en Antequera (Málaga) y una en Huelva. En 1998, la producción de la comunidad sumó 6.131.614 toneladas, el consumo fue de 5.685.067, las exportaciones ascendieron a 567.973 y las importaciones a 428.574. Ángel Fernández, director de la Agrupación de Fabricantes de Cemento de Andalucía, cree que en el 2000 la demanda se estabilizará en torno a los 6,5 millones de toneladas y que al año siguiente vendrá la merma. Desde el sector se atribuye el crecimiento del consumo a la bonanza económica, el descenso de los tipos de interés y a que la entrada en vigor del euro está haciendo aflorar dinero negro en negocios inmobiliarios. En el bienio anterior a la EXPO el tirón vino dado por la obra pública, pero ahora la iniciativa privada le va a la par. El sector cementero da empleo a unos 1.100 trabajadores y factura unos 50.000 millones. Su actividad repercute directamente en la construcción. Según los datos de CCOO, este sector tiene en la actualidad unos 218.000 empleados, casi la cuarta parte en Málaga, y la tasa de paro más bajas de los últimos 18 años. Rodríguez Bustamante, dirigente del sindicato, lamenta que esa bonanza haya empeorado las condiciones laborales "porque los ritmos de trabajo son más fuertes, la jornada se prolonga más horas y se trabaja más a destajo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de junio de 1999

Más información

  • La demanda superó los niveles de la Expo 92