Deutsche Telekom inicia en los Once una venta de acciones por 1,86 billones

Deutsche Telekom, la primera compañía europea de telecomunicaciones, presenta hoy en Madrid una ampliación de capital de 280 millones de acciones por valor de 11.228 millones de euros (1,86 billones de pesetas). La operación es previa a la privatización de la compañía, ya que el Estado, que tiene un 72% del capital actual, renunciará a su derecho de suscripción y su participación quedará en el 64,8%. Las acciones liberadas (180 millones) constituyen el núcleo de una OPV dirigida a toda la zona euro.

La ampliación de capital se realizará en una proporción de una acción nueva por cada 9,8 antiguas. El periodo de suscripción se abre el próximo 10 de junio y concluye el 23 de julio. El folleto informativo de la operación, que fue verificado ayer por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), explica que los inversores deberán solicitar un mínimo de 50 títulos, que al precio máximo, fijado en 45 euros (7.487,37 pesetas), supone una inversión de 2.250 euros (374.368 pesetas).En España ha sido nombrado el BBV como banco asegurador y colocador principal del tramo minorista y coasegurador en el institucional. También participan Argentaria y BSCH.

El director financiero de la primera compañía del sector en Europa, Joachim Kroeske, destacó ayer a través de un comunicado que la colocación está considerada "la primera oferta verdadera de acciones de ámbito paneuropeo, en la que todos los inversores europeos gozan de las mismas condiciones".

La operación se enmarca en el proceso de privatización de la compañía, ya que está previsto que el Estado alemán, que tiene un 72% del capital actual, renuncie a su derecho de suscripción. De ese modo, quedarán liberadas de la ampliación de capital -por un máximo de 280 millones de títulos- unos 180 millones de acciones. Esos títulos, cuyo valor a precio de mercado (40,1 euros por acción) ronda los 7.210 millones de euros (1,2 billones de pesetas), constituirán la oferta pública de venta de acciones de la compañía. Con ese porcentaje, la participación del Estado se reducirá al 64,8%.

Otros 70 millones de títulos podrán ser suscritos por los actuales accionistas de la compañía, cuya primera fase de privatización se realizó en noviembre de 1998 mediante una colocación directa en Bolsa, la mayor de la historia europea. Los 30 millones de acciones restantes se destinan a los bancos aseguradores, que podrán adquirirlas o sacarlas al mercado. Los coordinadores cifran el máximo de la OPV en esos 11.228 millones de euros, 1,86 billones de pesetas.

DT, que tras fracasar su fusión con Telecom Italia busca nuevos aliados, facturó 35.700 millones con un beneficio de 2.200 millones de euros en 1998. DT presta servicios en España a través de Global One, cuyo futuro es incierto tras la ruptura de las relaciones con otro de los socios, France Telecom.

Por otro lado, el Gobierno portugués confirmó ayer una nueva fase en la privatización de Portugal Telecom, mediante la venta del 13,5%. Tras la operación, que concluirá el 12 de julio cuando empiecen a cotizar los 25,65 millones de acciones a la venta, el Estado mantendrá un 10,5%. Telefónica posee un 3,7% de Portugal Telecom y ésta un 1,5% de la compañía española. No se descarta que Telefónica amplíe su participación.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS