GUERRA EN YUGOSLAVIA Los refugiados

Clinton asegura que será Europa la que asuma el peso de la intervención y la reconstrucción de Kosovo

Consciente de la tendencia que marcan las últimas encuestas, el presidente norteamericano, Bill Clinton, prometió a los estadounidenses que no será EEUU el país que lidere la reconstrucción de Kosovo cuando acabe la guerra. Clinton reconoció que algunos de sus conciudadanos piensan: "Esa guerra no es la nuestra". En un discurso empapado de militarismo por la celebración del Memorial Day (jornada de conmemoración de los caídos en las diferentes guerras)que tuvo lugar en el cementerio de Arlington (Virginia), el presidente norteamericano trató de tranquilizar a quienes critican la operación de la OTAN y a quienes temen la factura que llegará después: "Tenemos la mayor responsabilidad en la campaña militar porque tenemos la mayor capacidad", dijo Clinton. "Pero los norteamericanos deben saber que cuando entren las fuerzas de paz la mayoría de los soldados serán europeos, y que, cuando comience la reconstrucción, la gran mayoría de las inversiones serán europeas".Sin hacer una sola mención a los esfuerzos diplomáticos en varios frentes, Bill Clinton trató de explicar nuevamente las razones de la presencia de EEUU en la actual operación contra Yugoslavia a propósito de Kosovo. "Es una provincia muy pequeña en un país muy pequeño", explicó, "pero pone a prueba aquello en lo que creemos".

Según Clinton, la operación militar "salva vidas, incluyendo vidas norteamericanas", porque con ella se consigue "una Europa en paz e indivisible para que no tengamos que enviar a nuestros soldados a morir en otras guerras". En numerosas ocasiones Clinton ha tratado de convencer a la opinión pública de su país de que está en juego la estabilidad de Europa, más allá de lo que ocurra en la región balcánica. En la ceremonia del Cementerio Nacional de Arlington (lugar en el que están sepultados unos 240.000 veteranos de guerra de Estados Unidos) se rindió homenaje, como cada año, a los soldados caídos en conflictos militares. En esta ocasión, los discursos hicieron mención especial de los dos estadounidenses fallecidos el pasado 5 de mayo en el accidente de un helicóptero Apache en misión de entrenamiento en la frontera de Kosovo con Albania. Estas dos han sido, hasta el momento, las únicas bajas norteamericanas en las diez semanas de operaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de junio de 1999.

Lo más visto en...

Top 50