Tribuna:Tribuna
i

Test de resistencia

La última sesión de bolsa fue como un test de resistencia para el mercado español, que intentó hacer valer el soporte de los 10.000 puntos en el Ibex 35 con el ambiente en contra. El ensayo salió bien a medias, puesto que el índice selectivo del mercado español mantuvo el nivel de los 10.000 puntos, pero tras sufrir un descenso del 0,15%. En ese momento, Wall Street caía 130 puntos. La Bolsa de Nueva York abrió a la baja, llegó a acumular una caída de 150 puntos a media sesión, siempre bajo el síndrome de la subida de los tipos de interés que poco a poco se está descontando, pero logró remontar gracias a las compras de última hora y cerró con un avance de 36,50 puntos (0,35%) para quedar en 10.596,20.El índice selectivo Dow Jones de valores industriales ha perdido un 6% desde que el pasado día 13 de mayo consiguiera el nivel más alto de su historia en 11.130 puntos.

La contratación en el mercado español fue de 116.669 millones de pesetas, 701,20 millones de euros, que volvieron a acumularse en los grandes valores del mercado, precisamente los que trataron por todos los medios de mantener a salvo la cota 10.000.

La deuda pública fue otra vez víctima de la debilidad del euro y de las tensiones inflacionistas que, en parte, provoca esa debilidad y la rentabilidad a 10 años subió al cierre hasta el 4,51%, nivel máximo de este ejercicio.

La cotización del euro consiguió un respiro, aunque el precio oficial, con 1,0434 dólares, cayó a otro mínimo histórico. En el mercado de divisas, la sesión fue muy agitada y la cotización varió entre 1,0420 y 1,0470 dólares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de junio de 1999.