El Banco de España aconseja "cautela" a la hora de interpretar la última Encuesta de Población Activa

El Banco de España aconseja "cautela" al interpretar el crecimiento del empleo (3,9%) de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre del año por las modificaciones introducidas. El informe trimestral de la institución coincide con las estimaciones de expertos en el mercado laboral al afirmar que los datos de la última EPA "muestran una intensificación del proceso de creación de empleo en el primer trimestre, hasta una tasa interanual del 3,9%, que contrasta con la información proporcionada por otros indicadores de empleo".Por ello recomienda cautela en su interpretación, ya que se han podido ver afectados, "en una cuantía que no es posible concretar por el momento, por algunas modificaciones introducidas en la encuesta", y cita la ampliación en el número de secciones censales de la muestra, y cambios en la periodificación y en la forma de realizar las entrevistas.

Sobre las cifras del paro registrado en el Inem de abril, señala que han supuesto una ligera disminución del ritmo de caída interanual, con un recorte de 260.000 parados en los últimos 12 meses, frente al descenso de 290.000 contabilizados a finales de 1998. Los indicadores salariales, subraya, siguen apuntando hacia un crecimiento de las remuneraciones algo inferior al de 1998, con un incremento medio pactado del 2,3% para el 60% de los trabajadores con negociación colectiva.

El informe del banco emisor, en su análisis de la evolución de la economía, resalta el ritmo de crecimiento elevado de la demanda interna, con una desaceleración muy moderada del consumo privado, algo más pronunciada de la inversión en equipo y una inversión en construcción "que sigue ganando impulso".

En relación a este sector, el Banco de España dice que se confirma su "elevado dinamismo". "Los indicadores adelantados que han registrado crecimientos elevados en 1998 aseguran un volumen importante de obra a construir en 1999", señala, tras añadir que la licitación oficial registró un incremento medio del 46,4% el pasado año.

La producción industrial, en cambio, registra una continuada desaceleración, con un descenso en la utilización de la capacidad producida en el primer trimestre, según datos del Ministerio de Industria, y la reducción del índice de producción industrial, hasta una tasa interanual del 2%.

El sector exterior refleja que las exportaciones han mantenido "un tono relativamente deprimido", dentro de una tendencia a la recuperación, mientras que las importaciones se han comportado de forma algo más expansiva, especialmente marcada en las compras de bienes de equipo y de consumo. En cuanto a la UE, el informe asegura que "en la zona euro han empezado a manifestarse ciertos indicios de que la fase de ralentización económica en el conjunto del área podría estar llegando a su fin, en parte como consecuencia de la mejoría de las perspectivas de crecimiento".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de junio de 1999.

Lo más visto en...

Top 50