Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un primo de un edil onubense contrata 100 millones con el Ayuntamiento

La empresa Servicios y Obras El Remo, SL, en la que participa un primo hermano del concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Huelva, Francisco Moro, del PP, con un 20% de las acciones, ha contratado casi 100 millones de pesetas con el Consistorio en los dos últimos años, según datos de la Intervención Municipal a los que ha tenido acceso este periódico. Se da la circunstancia de que el familiar del edil, Manuel Borrero Gómez, trabaja como gestor en la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento onubense, junto a Francisco Moro. La Ley de Incompatibilidades de los funcionarios públicos, en su artículo 12, recoge que este tipo de personal "no podrá ejercer el desempeño de actividades privadas, incluidas las de carácter profesional, sea por cuenta propia o bajo la dependencia o al servicio de entidades o particulares, en los asuntos en que esté interviniendo, haya intervenido en los dos últimos años o tenga que intervenir por razón del puesto público". La norma afecta a aquéllos cuya participación en las empresas o sociedades sea superior al 10%. Manuel Borrero es dueño de una parte de Servicios y Obras El Remo, con una participación de 100.000 pesetas sobre un capital social de medio millón. La empresa, que se constituyó el 21 de marzo de 1997, ha cobrado del Ayuntamiento, que gobierna en minoría Pedro Rodríguez, del PP, un total de 71 millones de pesetas y están pendientes de pago 25 millones más. Esta sociedad ha llevado a cabo diversas actuaciones en la ciudad, como reparaciones, conservación y mantenimiento de albañilería en el cementerio de La Soledad, la remodelación de la plaza de los Dolores y numerosos trabajos en la vía pública, entre otros. El delegado de Urbanismo negó ayer "que haya existido trato de favor" hacia la empresa en la que participa su primo. Francisco Moro aseguró que "no existe un informe municipal que explicara la incompatibilidad. No ha habido corrupción, ni ilegalidad, sino desconocimiento". El dirigente popular acusó al PSOE de tratar de sacar trapos sucios durante la campaña electoral, cuando ellos, dijo, "están de mierda hasta los ojos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de junio de 1999