Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

A TODO TREN Y CON FOTOS 'SEPIA'

José Luis Iglesias, director del Museo del Ferrocarril de Ponferrada, que abrirá sus puertas al público esta tarde a las ocho, con expectación asegurada, ha agradecido el cúmulo de donaciones y cesiones de objetos variados, hechas por particulares, y ha invitado a los viejos maquinistas de la zona a trasladar parte de sus conocimientos a las jóvenes generaciones. Los maquinistas, dijo, podrán hacer de guías, enseñar los entresijos de las locomotoras, y estar aquí "como Pedro por su casa". Lo que no dijo es si éstos van a participar en las bodas civiles que se piense celebrar en el museo, un recinto atractivo para celebraciones, con fotos en locomotoras y vagones en color sepia. Tanto en la lonja como en la remozada estación de la empresa Minero Siderúrgica de Ponferrada se mostrarán siete locomotoras de vapor de principios de siglo restauradas que hicieron centenares de viajes entre Ponferrada y Villablino, vagones, fotos y utensilios diversos relacionados con el ferrocarril. El tren y la estación están íntimamente ligados a la historia del Bierzo y a sus minas. En la línea férrea entre ambas poblaciones, de unos setenta kilómetros, trabajaron durante poco más de nueve meses un total de 4.200 obreros, aunque la epidemia de gripe de 1918 redujo este número a 1.800 durante el mes de octubre.- -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de mayo de 1999