Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide que se investigue a los GAL en círculos próximos al Estado

El fiscal de la Audiencia Nacional solicitó ayer que se investigue a los GAL en las estructuras financieras próximas al Estado y entre los funcionarios corruptos para atrapar a los autores intelectuales del asesinato de los ciudadanos franceses Catherine Brion y Christophe Matxikotte.El fiscal, que ratificó su petición de 66 años de cárcel para Miguel Brescia, conocido como el camionero de los GAL, por delitos de asesinato, tenencia de armas, falsedad de documentos y daños, aseguró que los crímenes ocurridos en Bidarray (Francia) el 17 de febrero de 1986 fueron "un error de los GAL".

En referencia al acusado, el fiscal afirmó: "Jamás he tenido duda de que estoy ante uno de los autores materiales del asesinato, pero hasta ahora algunos de los autores intelectuales han permanecido impunes". Y añadió que "hay material probatorio sólido, elementos que van más allá de los simples indicios", para proseguir las investigaciones y atrapar a los autores.

Para el fiscal, las declaraciones de Miguel Brescia ponen de relieve que es un "mercenario a sueldo" y si no, "un fascista activo" que se "inspiró en su propia codicia".

Las pruebas testificales y documentales que se han presentado en el juicio, como las declaraciones del delincuente francés compañero del acusado, Yannick Coudret, o su amigo Manuel López González, así como las revelaciones que el camionero hizo a Interviú demuestran para el fiscal que Brescia participó en el asesinato de Brion y Matxikotte. Y precisó que en las cintas grabadas por el periodista de Interviú en la que el acusado relataba su historia, decía "recuerdo", lo que a su juicio evidencia su intervención en el crimen, puesto que sólo se recuerda lo que se ha vivido.

"No fue un error"

La abogada de la acusación particular, en nombre de Catherine Brion, afirmó en su intervención que el crimen de su cliente "no fue un error, sino un asesinato útil".La letrada, que solicita 84 años para Brescia por los mismos delitos que el fiscal más el de pertenencia a banda armada, insistió en que los crímenes de Bidarray son la última acción reivindicada por los GAL, y que el objetivo de la misma fue sembrar el terror en el pueblo francés para forzar la cooperación de las autoridades francesas en la lucha antiterrorista.

Recalcó que agentes de la policía española proporcionaron a Brescia los medios, armas, documentación falsa y dinero para ejecutar los asesinatos de Brion y Matxikotte. La abogada de la acusación en representación de Matxikotte sostuvo argumentos similares y solicitó 81 años de cárcel para el camionero de los GAL.

Para hoy está previsto que el juicio quede visto para sentencia con los informes de la acción popular y de la defensa de Brescia, así como con el turno de última palabra del acusado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de mayo de 1999