Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hachuel niega en el juicio oral los delitos fiscales que se le imputan

El financiero Jacques Hachuel negó ayer, en la primera sesión del juicio que se sigue contra él, su colaborador Ángel Izquierdo y la galerista Elvira González Frax, los delitos fiscales de estafa y falsedad que le imputa el ministerio fiscal. Hachuel se presentó en silla de ruedas y con muletas en el Juzgado Penal número 26 de plaza Castilla, a cargo del juez Sánchez Trujillano.

La vista oral se celebró por fin, tras sucesivos aplazamientos y un incidente que se produjo el pasado mes de enero, en el cual desaparecieron varios tomos del sumario, que fue reconstruido con fotocopias que aportaron las partes personadas.

El financiero es acusado de defraudar cuotas a la Hacienda pública en el impuesto de sociedades por valor de 191,9 millones de pesetas (1988) y 32,9 millones (1989) y, a través de devoluciones indebidamente obtenidas en el impuesto al valor añadido por valor de 57,9 millones (1988), 19,3 millones (1989) y 118,3 millones (1990). El fiscal solicita para Hachuel e Izquierdo un total de 11 años de prisión (dos delitos contra Hacienda de tres años de prisión cada uno, dos años por el delito de falsedad y tres años por el delito continuado de estafa). Para González Frax, la pena por estafa es de tres años de cárcel.

Hachuel declaró que las auditorías de sus empresas son limpias y que su sociedad Variations International se dedicaba, en efecto, a comprar y vender obras de arte, entre ellas algunas de su exclusiva propiedad. También negó que su sociedad Martolinas fuera utilizada para evadir.

El fiscal y el abogado del Estado acusan al financiero de haber defraudado a Hacienda mediante la utilización de sus sociedades para encubrir gastos personales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de abril de 1999