Entrevista:

ANTONIO SUÁREZ NIÑO MAGISTRADO EXILIADO "En Colombia hay 50 jueces amenazados de muerte"

En los dos últimos años, 31 empleados del poder judicial han sido asesinados en Colombia, "uno de los países más violentos del mundo y en el que la profesión de magistrado comporta alto riesgo para la vida". Lo dice Antonio Suárez, juez de lo penal en Bogotá, exiliado desde 1997 en España tras ser amenazado de muerte por la ultraderecha. Suárez colabora con el Consejo General del Poder Judicial y con la asociación Jueces para la Democracia, que le ayudaron a venir a España. Pregunta. ¿Por qué está exiliado? Respuesta. Porque el Estado colombiano no garantizó mi existencia. Recibí amenazas de muerte permanentes en mi condición de presidente de la Asociación Nacional de Jueces. Y como el Gobierno no se interesó ni por mi vida ni por la de muchos otros jueces decidí poner distancia. P. ¿Cuál fue la razón de las amenazas? R. Mi militancia en defensa de los derechos humanos. En Colombia formo parte de un comité que hace una importante labor de denuncia de los desmanes que cometen las fuerzas armadas. Allí, quien no tiene un discurso oficial o claro hacia la derecha es concebido como un enemigo del Estado y de las fuerzas de la ultraderecha que, desafortunadamente, tienen un gran peso en el Gobierno y en el ejército. P. ¿Cuántos compañeros de la judicatura hay en su misma situación? R. En Colombia hay unos 50 jueces amenazados de muerte. Por ejemplo, los 15 fiscales de la Unidad de Derechos Humanos de la Fiscalía General de la Nación, que han destapado una serie de implicaciones de militares en masacres. Algunos han optado por el exilio en España y en otros países de Europa. P. ¿No se permite entonces el trabajo independiente de los jueces? R. Es muy complicado. Los jueces están ante la disyuntiva de quedarse y ser amenazados de muerte, callarse o irse. Lo peor es que no encontramos una respuesta del Estado que nos garantice la vida. P. ¿Los cárteles de narcotraficantes coartan aún más su labor? R. Ése es otro ingrediente de perturbación. El narcotráfico, con sus acciones violentas, también ha amenazado y asesinado a jueces. Pero son los propios sectores oscuros empotrados dentro de la estructura del Estado quienes más amenazan a jueces y fiscales. P. ¿Cómo ve la Justicia en España? R. Tiene los problemas de cualquiera otra en occidente: demora, ritualismo asfixiante... Pero ha dado grandes muestras de independencia y, sobre todo, un paso de gigante cuando se atrevió a procesar a Pinochet, para decirle a los dictadores y tiranos de América Latina que sus hechos no van a quedar en la impunidad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS