EXPOSICIONES

Alboroto en la Autónoma por una obra de contenido pornográfico

La obra Intersex parafilia, una instalación multimediática de Daniel Alba que explora "los usos privados y públicos de la sexualidad", se ha convertido en motivo de apasionada discordia en la facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma, donde se exhibe desde el lunes. Este montaje forma parte de la colección de siete proyectos Espacios cruzados, que se propone introducir elementos artísticos en rincones más o menos anodinos de la fisonomía universitaria. Sin embargo, la obra de Alba, de contenido explícitamente pornográfico, ha originado la repulsa del rector de la Autónoma, Raúl Villar, que exige restricciones para su exhibición. Y esta decisión ha dividido a la comunidad universitaria entre quienes le aplauden y los que lo tachan de "censor".

Intersex parafilia se ubica en los aseos de la facultad e incluye abundantes imágenes de revistas pornográficas, así como un par de televisores que deberían emitir, de forma continuada, películas clasificadas X. La obra fue escogida por el jurado de la muestra de entre las más de 50 candidaturas que se presentaron para la colección Espacios cruzados. Sin embargo, las autoridades académicas se incomodaron al comprobar que el controvertido montaje era visible nada más franquear la entrada a la facultad.

Un gabinete de crisis integrado por el vicerrector de Cultura, Emilio Crespo; el decano de Filosofía, su vicedecano cultural, el director del departamento de Arte y varios estudiantes de la organización propuso ayer, tras seis horas de reunión, que la obra se oculte tras unas mamparas y que un vigilante impida el acceso a menores de edad (en el campus se encuentra un colegio público, el Príncipe de Asturias). El rector tiene hoy la última palabra. Los demás artistas de la exposición amenazan con retirar sus obras si prosigue la "censura".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 20 de abril de 1999.

Se adhiere a los criterios de