Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BSCH comienza a andar

El nuevo grupo bancario celebró ayer su primer consejo y mañana debuta en Bolsa

El Banco Santander y el Banco Central Hispano ya son historia. Ayer, la entidad resultante de la fusión entre ambos, el Banco Santander Central Hispano (BSCH), cerró todos los trámites legales que le dan personalidad jurídica propia y celebró su primer Consejo de Administración. A lo largo del fin de semana, los técnicos del primer grupo bancario español cuadrarán los cálculos del canje de fusión (tres acciones del Santander por cinco del Central Hispano) con el fin de tener todo preparado para la gran prueba de fuego inicial del BSCH: mañana será su primer día de cotización en Bolsa. El precio de referencia de salida del nuevo título es 21, 50 euros, que fue el cierre del Santander el pasado viernes.

Poco más de tres meses le han bastado al BSCH para encajar las piezas de la primera gran fusión de la España del euro. El pasado 15 de enero, el Banco Santander y el Central Hispano anunciaban, ante la sorpresa general, su unión. Ayer, 17 de abril, culminó el proceso de autorizaciones, firmas y registros que dotan de personalidad. jurídica al BSCH, que, además, reunió por primera vez al consejo de administración.

Este órgano está compuesto por 27 personas, 13 del Santander, 12 del BCH y 2 consejeros independientes, uno propuesto por cada banco. Los consejeros procedentes del Santander son Emilio Botín (copresidente del BSCH), Jaime Botín (vicepresidente del nuevo banco), Matías Rodríguez Inciarte (también vicepresidente), Rafael Alonso Botín, Ana Patricia Botín y O'Shea, Emilio Botín y O'Shea, Rodrigo Echenique, Antonino Fernández (presidente del grupo mexicano Modelo), Harry P. Kamen (representante de la estadounidense Metropolitan Life), Francisco Luzón, Elías Masaveu (del grupo Masaveu), Alfredo Sáenz (presidente de Banesto) y el Viscount Younger de Leckie (en representación del Royal Bank of Scotland) . El consejero independiente nombrado por el Santander es Manuel Soto.

Órganos de gobierno

Los consejeros designados por el Central Hispano son José María Amusátegui (copresidente del BSCH), Ángel Corcóstegui (vicepresidente primero y consejero delegado), Santiago Foncillas (vicepresidente), José Manuel Arburúa, un representante de la italiana Assicurazionni Generali, Fernando de Asúa, Pedro Ballvé (presidente de Campofrío), Felipe Benjumea (Abengoa), Antonio Escámez, Gonzalo Hinojosa (Cortefiel), Jorge Manuel Jardim (presidente del Banco Comercial Portugués) y Alex von Ruedorffer (representante del Commerzbank). Como independiente, el BCH eligió a Alberto Salazar Simpson.

En la reunión del consejo celebrada ayer, que comenzó a la una de la tarde y duró una hora y 35 minutos, se aprobó la estructura de órganos de gobierno y de las distintas divisiones de la entidad. Al margen del consejo, el BSCH cuenta con un comité corporativo (el G-4, en la jerga interna del nuevo banco), que está constituido por Emilio Botín, José María Amusátegui, Angel Corcóstegui y Matías Rodríguez Inciarte. Además, las grandes decisiones del banco pasan por la comisión ejecutiva, compuesta por 10 personas (los integrantes del G-4 más Jaime Botín, Santiago Foncillas, Ana Patricia Botín, Antonio Escámez, Rafael Alonso Botín y Fernando de Asúa).

En cuanto a la estructura de negocio, el BSCH se ha dividido en 14 divisiones o áreas, que dependen directamente del vicepresidente, primero y consejero delegado, Ángel Corcóstegui.

Al primer consejo de administración del nuevo banco faltaron cinco de sus componentes, los representantes de inversores extranjeros, excepción hecha del Çommerzbank. La ausencia más llamativa —todas habían sido anunciadas con anticipación suficiente a la dirección del BSCH— fue la de Jorge Jardim, presidente del BCP. El banco portugués es, en pugna con la familia Botín, el primer accionista del Santander Central Hispano.

Una vez cerrados todos los trámites locales y formales para la constitución del BSCH, el primer grupo bancario español (40 billones de activos le respaldan) afronta mañana su primer test real: la salida a Bolsa. El precio de referencia de salida será 21,50 euros, el punto en el que cerró el Santander la jornada del viernes.

Pero antes, a lo largo del fin de semana, los expertos del grupo están realizando los pertinentes ajustes de acciones en función del canje de fusión aprobado, es decir, tres títulos del Santander por cada cinco del Central Hispano. Los picos de acciones del BCH tras el canje serán adquiridos por Goldman Sachs, que pagará por cada acción el precio medio de la cotización del Central Hispano en los tres últimos días de su cotización (14, 15 y 16 de abril). Es decir, si una persona tiene siete títulos del BCH, tras el canje de tres por cinco poseerá tres del BSCH y tendrá derecho a que Goldman Sachs le pague el valor de las dos acciones que han quedado como pico tras el canje.

Para cubrir el canje, el Santander efectúa una ampliación de capital de 458,5 millones de euros mediante la emisión de 663,4 millones de acciones. Ello quiere decir que mañana habrá en el mercado un total de 1.833 millones de acciones, con un nominal por título de 115 pesetas.

En el mes de junio, el BSCH tiene previsto realizar otras operaciones de capital. Primero redenominará el nominal de las acciones en euros. Más tarde hará otra ampliación de capital con cargo a reservas para colocar el nominal de los títulos en un euro. Finalmente desdoblará el nominal en dos (split de dos por una). Al final del proceso, el BSCH tendrá 3.667 millones de acciones con un nominal de medio euro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de abril de 1999