Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TSJ invalida por segunda vez un expediente de regulación de empleo en Ford Almussafes

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJ) ha anulado el expediente de regulación de empleo que la Dirección General de Trabajo aprobó a la multinacional Ford y que afectó a 395 trabajadores. Ésta es la segunda ocasión en que el alto tribunal invalida -a petición del comité de empresa- una regulación en Ford. La primera, que afectó a 1.250 trabajadores, fue en 1994, y ahora está recurrida ante el Tribunal Supremo. El dictamen del TSJ considera que la multinacional no atravesaba ninguna crisis que justificara la reducción de plantilla.

El fallo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana reproduce los argumentos utilizados por esa misma instancia el 25 abril de 1994. En esa fecha, la sala de lo contencioso-administrativo del alto tribunal anuló otra regulación de empleo impulsada por la multinacional del automóvil por dos motivos: la falta de un informe económico que justificara suficientemente la iniciativa de la empresa y la ausencia de la lista de trabajadores afectados por el recorte de plantilla. En ambos casos el recurso se interpuso ante el TSJ por el comité de empresa, aunque fue auspiciado por la sección sindical de CC OO. UGT había aceptado en las dos ocasiones el expediente en el periodo de consultas. El alto tribunal considera que estas dos razones implican que Ford España "no tiene una perspectiva de futuro" sobre la reorganización interna que provocaría el expediente, de lo que se deduce, "como afirma el comité de empresa, que no existen previsiones de futuro en cuanto a la plantilla y que lo pretendido es hacer recaer en los trabajadores el precio de la crisis económica". Éste y otros argumentos ya utilizados por el alto tribunal valenciano en 1994 son reproducidos por Rosario Vidal, la magistrada encargada de la sentencia, que recuerda que el requisito de "un plan de futuro para la empresa con una plantilla adecuada" al mismo "no se cumple en este caso". En consecuencia, estiman el recurso interpuesto por el comité de la empresa de la compañía. "Se anula y deja sin efecto" la resolución de la Consejería de Trabajo -que firmó el entonces director general de Trabajo, José Luis Colvée- que dio validez al expediente de regulación de empleo, apunta el fallo. El expediente de regulación, aprobado definitivamente por la Generalitat en noviembre de 1995, fue considerado procedente por la Inspección de Trabajo. Los trabajadores lo impugnaron al entender que las causas económicas y organizativas que deben justificar esa decisión no fueron expuestas; que la merma de la plantilla iba a tener consecuencias sobre todos los operarios al incidir en la "reorganización posterior del trabajo" o, entre otras, razones, que lejos de responder a una coyuntura concreta, la política de reducción de plantilla persigue la "subcontratación" de "mano de obra en condiciones precarias y salarios inferiores". Los efectos prácticos de la resolución están por concretar. Casi descartada la vuelta a la factoría de Almussafes de los 395 trabajadores -todos los incluidos en el expediente se acogieron a él de forma voluntaria-, el comité de empresa tiene la potestad, ahora, de solicitar la ejecución de la sentencia o, por contra, dejarla sin consecuencias prácticas. Los representantes de los trabajadores aún no han tomado una decisión al respecto. En cualquier caso, la compañía estadounidense, si actúa como en los precedentes anteriores, recurrirá la decisión del TSJ ante el Tribunal Supremo. Ceballos augura un recurso Precisamente el director general de Trabajo, Román Ceballos, auguró que la empresa recurrirá el fallo del TSJ ante el Supremo, como ocurrió con el anterior expediente de regulación anulado, que continúa pendiente de sentencia. Ceballos, que desconocía la sentencia, declinó hacer más manifestaciones. En términos similares se pronunciaron desde la empresa. Un portavoz de Ford afirmó que la compañía desconoce el contenido de la sentencia, con lo que prefirió esperar hasta conocer el contenido de las misma. Tampoco conocía la sentencia el sindicato que impulsó el recurso, CC OO. Sin embargo, Pasqual Guerola mostró su satisfacción por el reconocimiento del TSJ a los planteamientos de su sindicato, y denunció que Trabajo aprueba con demasiada facilidad los expedientes de empleo que presenta Ford.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de abril de 1999

Más información

  • El alto tribunal considera que Trabajo no tenía motivos para aprobar la reducción de plantilla