Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EDUCACIÓN

Los sindicatos fuerzan a Tarancón a presidir la mesa sectorial para desbloquear las plantillas de Secundaria

Los sindicatos de la enseñanza olvidaron ayer cualquier discrepancia y actuaron de forma conjunta en la Consejería de Educación y Cultura para arrancar al titular del departamento, Manuel Tarancón, el compromiso de reunirse con ellos para desbloquear las negociaciones de las plantillas de Secundaria y diversos aspectos relacionados con las retribuciones del profesorado. Los representantes de ANPE-SI, FE-CC OO-PV, CSI-CSIF, FETE-UGT-PV y el STEPV acudieron por la mañana a la reunión de la mesa sectorial, pero al comprobar "el posicionamiento cerrado" de los directores generales, según señala una nota conjunta de los sindicatos, decidieron emprender una medida de presión y se encerraron en el gabinete del consejero de Educación "para exigir una respuesta a la situación generada por el bloqueo". Se efectuó entonces una demanda a modo de ultimatum: el interlocutor en las negociaciones debía ser Tarancón. Al final el titual de Educación se comprometió a presidir la mesa sectorial. "Los directores generales se habían personado a la mesa sectorial sin modificar su propuesta de plantillas de Secundaria, propuesta calificada como insuficiente para garantizar una correcta aplicación de las nuevas enseñanzas en este etapa educativa", indica el comunicado. La propuesta de la Consejería no es aceptable para los sindicatos porque no garantiza horas suficientes para las tutorías, desdobles de las materias experimentales e idiomas extranjeros, optatividad y atención a la diversidad, entre otros aspectos. Ante esta situación, todos los sindicatos consideraron rota la negociación y decidieron marcar un calendario de movilizaciones como medida de presión que se realizarán, desde el 22 al 28 de abril, que incluye concentraciones en Castellón, Alicante y Valencia. La nota de los sindicatos concluye señalando la esperanza de que la mediación de Tarancón "suponga un cambio" que paralice las movilizaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de abril de 1999