La sombra del 'caso Valmojado'

El fallecimiento de la joven Miriam Gómez en Sevilla retrotrae a otros sucesos similares que menudearon en la década de los 80. El más grave de ellos fue el caso Valmojado: la muerte del niño Juan Félix Domingo Martín, de dos años, por los disparos de fusil realizados el 20 de febrero de 1983 por un guardia civil contra el coche en que el menor viajaba con sus padres y sus hermanos, cerca de Valmojado (Toledo). El padre del niño aseguró que no se detuvo porque no vió el rudimentario control montado por los agentes.Apenas ocho meses después del caso Valmojado, Felisa de la Varga, de 19 años, sufrió graves heridas, al ser tiroteada en León. Ella y su novio estaban en un coche, cuando vieron llegar a otro automóvil y, al temer que fueran delincuentes, salieron huyendo. Cuando el Seat 127 de Felisa y su novio quedó inmovilizado, un agente les preguntó: "¿Por qué huian? No hay que huir de la policía".

Más información
La Guardia Civil separa del servicio al brigada que mató de un disparo a una joven en Sevilla

El 2 de marzo de 1982, Ignacio Montoya, de 18 años, falleció en Trebujena (Cádiz) por disparos de un guardia civil que abrió fuego contra el joven y un amigo que iban en una moto y desoyeron la orden de alto.

El 16 de marzo de 1984, Juan José Amador perdió la vida en Valencia por dos tiros de la policía, al saltarse un control. En diciembre de 1988, un hombre de 38 años falleció en Alcoy (Valencia), al ser confundido con un atracador.

Más recientemente, el argelino Jabar Laid, de 22 años, perdió la vida en diciembre de 1992 al saltarse con un coche robado un control de la Guardia Civil en Zaragoza.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS