Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Retenciones de hasta 19 kilómetros en la salida masiva por las vacaciones de Semana Santa

La salida masiva que miles de madrileños emprendieron ayer en automóvil para disfrutar de las vacaciones de Semana Santa originó grandes atascos en cuatro de las seis principales vías que parten de la ciudad. Sólo las de Burgos (N-I) y Zaragoza (N-II) se libraron de las retenciones, iniciadas a mediodía.La circulación fue muy intensa en la Comunidad a lo largo de toda la jornada. Las carreteras de Valencia (N-III) y Andalucía (N-IV) sufrieron los mayores embotellamientos. La de Extremadura (N-V) ocupó el tercer lugar en la escala de atascos.

A media tarde, la carretera de Andalucía lograba la retención récord de la jornada: coches parados durante 19 kilómetros antes de alcanzar Aranjuez (tramo entre los kilómetros 30 y 49). A primera hora de la noche continuaban los problemas, aunque atenuados, en esa zona. En la misma vía se produjeron embotellamientos a la altura de Getafe (cuatro kilómetros) y a la salida de Madrid.

Los viajeros que circulaban hacia la Comunidad Valenciana se toparon con los primeros problemas al salir de la ciudad: cinco kilómetros de retención entre Moratalaz y Santa Eugenia. Una treintena de kilómetros después, los conductores de la N-III volvieron a verse frenados por una circulación muy lenta, con paradas intermitentes. Ésa fue la tónica en esta vía durante toda la jornada.

Parada en Alcorcón

El tramo de la carretera de Extremadura (N-V) a su paso por Alcorcón volvió a convertirse en un punto de tráfico complicado a lo largo de todo el día. La circulación quedó retenida desde las doce de la mañana entre los kilómetros 12 al 23. Así se mantuvo hasta la noche. Los madrileños que salieron rumbo a Extremadura por la tarde se toparon con otro atasco entre los kilómetros 63 y el 67, ya dentro de la provincia de Toledo.La autovía de A Coruña (N-VI) tampoco se libró de las retenciones. Los viajeros tuvieron que aguantar dos embotellamientos seguidos. Uno entre los kilómetros 32 y el 41, en los términos municipales de Galapagar y Collado Villalba, y el otro, entre los kilómetros 47 al 53, ya a la altura de los túneles de Guadarrama.

La carretera de Toledo (N-401) sufrió una retención de un kilómetro, entre el 13 y el 14, a su paso por el término municipal de Parla.

La M-40, vía de circunvalación que encauza gran parte del tráfico de salida de Madrid, tuvo una circulación lenta y espesa a lo largo de toda la jornada. Especialmente intenso fue el tráfico en el nudo sur, un cruce de caminos que obliga a reducir la velocidad.

La Operación Salida se cobró ayer en Madrid la vida de dos personas que fallecieron en accidente, según informó la Dirección General de Tráfico (DGT). El primer siniestro se produjo a las ocho y media de la mañana en el kilómetro 51 de la carretera de Valencia (N-III), a la altura de Villarejo de Salvanés. Un Opel Vectra con matrícula de Cuenca, ocupado por una persona, se salió de la vía. El conductor falleció en el acto, según informó ayer el 061 del Insalud.

Malos augurios para hoy

La DGT prevé para hoy otra jornada de tráfico difícil. Espera que los atascos comiencen a primera hora, sobre todo en las carreteras que unen Madrid con Andalucía y la Comunidad Valenciana. La DGT ha puesto en marcha un dispositivo especial para facilitar la circulación. Se inició el viernes pasado y se mantendrá hasta el próximo lunes. En ese lapso se producirán unos 20 millones de desplazamientos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de abril de 1999