Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protestas en Estambul tras el encarcelamiento del antiguo alcalde islamista

Las manifestaciones contra la detención del ex alcalde de la ciudad de Estambul Recep Tayyip Erdogan, que ingresó en prisión el pasado viernes, se han sucedido a lo largo de todo el fin de semana. Erdogan, miembro destacado del ala moderada del antiguo partido islamista Refah (Partido del Bienestar), condenado a 10 meses de cárcel por el Tribunal Estatal de Seguridad de Diyarbakir, cumplirá 120 días de condena en la prisión de Pinarhisar.

El ex alcalde fue inhabilitado el pasado otoño y condenado a cumplir 10 meses de prisión por pronunciar durante un mitin celebrado en el sureste de Turquía las siguientes palabras: "Las cúpulas de las mezquitas serán nuestros cascos, y los minaretes, nuestras lanzas".El tribunal que le juzgó consideró que esta frase constituía un delito de incitación a la violencia, tipificado en el artículo 312 del Código Penal turco. De nada sirvieron las airadas protestas de Erdogan explicando que se había limitado a recitar un antiguo poema islámico sin mayor trascendencia política. Rumbo a la cárcel, Erdogan acudió a la mezquita para cumplir con la tradicional oración de los viernes. Allí, centenares de seguidores le esperaban blandiendo eslóganes de protesta contra su encarcelamiento. Así, escoltado por una nutrida comitiva de vehículos, llegó finalmente a la prisión de Pinarhisar, en la que sólo permanecerá cuatro meses tras haber pagado una multa de 500 millones de liras turcas (250.000 pesetas).

[Erdogan, de 44 años, está considerado como representante de una nueva generación de islamistas más moderados, informa Reuters. Olvidadas han quedado las barbas y los llamamientos a liberar Jerusalén o a la hermandad con Libia. Como alcalde de Estambul, su popularidad fue más allá de los simpatizantes del Partido de la Virtud, y de ahí el peligro que representa este político. Sus críticos le ven, a él y a su equipo, como lobos con pieles de cordero. Su estilo puede ser difrente, su sonrisa más fácil, pero forman parte de la misma conspiración para crear un régimen islámico. Erdogan es acusado por esos sectores de favorecer la concesión de contratos a firmas islamistas y de dar becas de estudio a quienes le apoyan.]

El encarcelamiento del ex alcalde de Estambul se produce días después de que el fiscal del Tribunal de Seguridad de Ankara, Nuh Mete Yuksel, iniciara un procedimiento judicial para ilegalizar el actual partido islamista Fazilet (Partido de la Virtud), sucesor del Refah. De acuerdo con numerosos comentaristas políticos, esta ofensiva judicial tiene como objetivo evitar un nuevo triunfo electoral de los islamistas en las elecciones generales de abril. En este sentido, cabe destacar que los últimos sondeos extraoficiales otorgan al Fazilet el primer puesto, a un punto de ventaja del partido socialdemócrata del actual primer ministro, Bulent Ecevit.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de marzo de 1999

Más información

  • Sólo cumplirá 4 de los 10 meses de condena