Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pujol descalifica las propuestas autonómicas de Maragall

Jordi Pujol descalificó ayer las propuestas de Pasqual Maragall, su rival socialista a la Presidencia de la Generalitat de Cataluña, respecto a la política autonómica. "Dice lo contrario de lo que ha dicho y hecho durante mucho tiempo", afirmó el líder nacionalista en una visita electoral a Manresa (Barcelona).Maragall fue ratificado el pasado sábado como candidato a la presidencia catalana por el consejo nacional del PSC y, en su discurso de aceptación del reto, criticó a Pujol por pretender elevar el techo del autogobierno sin fortalecer antes "las paredes maestras", que son, apuntó, el Estatuto y la Constitución. El candidato socialista propone una relectura de la Carta Magna en clave federal sobre la base de la confianza, que contrapone a la política de "regateo y desconfianza" permanentes practicada por Pujol.

A su vez, Pujol, irónico, dijo ayer: "Celebro que Maragall diga que se debe desarrollar más el Estatuto porque esto es lo que hemos intentado siempre desde CiU y el Gobierno de la Generalitat mientras que el PSOE, el PSC y el mismo Maragall se han opuesto".

El presidente convirtió su réplica al primer discurso de Maragall como candidato oficial del PSC en un recordatorio de los desencuentros del pasado con los Ejecutivos de Felipe González en materia autonómica. Así, recordó que los socialistas se opusieron "al traspaso del Inem, hecho con el PP", y amplió la lista de reclamaciones con las trabas que, según él, encontró cuando les planteó el traspaso de la policía de tráfico y la gestión de los grandes puertos, como el de Barcelona y el de Tarragona. Y aún les recordó: "Si tuviésemos que hacer caso al PSOE, al PSC y a Maragall, ahora tendríamos 127.000 millones de pesetas menos" cada año, procedentes de traspasos conseguidos en la última legislatura con el Gobierno del PP.

"Celebro muchísimo", apostilló Pujol, "que, ahora que se acercan las elecciones, Maragall cambie absolutamente de registro y diga exactamente lo contrario de lo que ha estado diciendo y haciendo durante tanto tiempo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de marzo de 1999