MEDIO AMBIENTEEL ENCLAVE ES SIMILAR AL DELTA DEL EBRO

Vinaròs y Alcanar planean proteger la desembocadura del río Sènia

La desembocadura del Riu Sènia se convertirá, gracias a la gestión conjunta de los ayuntamientos de Vinaròs (Castellón) y Alcanar (Tarragona), en un miniparque que albergará un buen número de especies autóctonas de la zona. El Riu Sènia es la frontera natural entre Vinaròs y Les Cases d"Alcanar (pedanía de Alcanar) y, por ello, entre las comunidades autonómas valenciana y catalana. Situado en la zona conocida como Sol de Riu, el paraje se extiende por un kilómetro de costa y es similar al delta del Ebro.

El límite interior de la zona llega hasta la N-340 y en ella habitan especies de reptiles y anidan aves típicas de esta parte del litoral mediterráneo. Pero los que sin duda son los pobladores más curiosos de este espacio son una familia de jabalíes, en el que debe ser uno de los hábitats más cercanos al mar en los que se ha dado esta especie. Todo este resurgir de la flora y fauna del lugar ha venido dado, según el alcalde de Alcanar, Javier Ulldemolins, por la tranquilidad que ha propiciado el hecho de que haga más de 30 años que no hay intromisión humana en la zona así como por la instalación, hace siete años, de una depuradora que ha mejorado la calidad de las aguas vertidas al barranco. El proyecto está en fase de redacción y ha sido elaborado por los servicios técnicos de la Diputación de Tarragona. "Una vez esté redactado y aprobado por los plenos de los dos ayuntamientos, se pasará a Madrid, a la Dirección General de Costas, y a través de unos programas de la Unión Europea se intentará poner en marcha este proyecto, que me consta que cuenta con el beneplácito del ministerio", afirmaba Ulldemolins. También José Palacios, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Vinaròs, manifestó su postura favorable. "Ulldemolins se puso en contacto con nosotros, nos expuso la idea, que él tenía ya muy madurada, y nos comentó que, al tratarse de la zona de Sot de Riu, debía hacerse conjuntamente con el Ayuntamiento de Vinaròs. Nos pareció una idea excelente y quedamos en que él haría las gestiones ante el ministerio", afirmó Palacios. El proyecto incluirá la construcción de unos miradores desde los que se podrá observar buena parte de la comarca del Montsià (Tarragona) y Baix Maestrat (Castellón) así como de un puente de madera que atravesará el río Sènia y mediante el que quedarán unidos, de manera simbólica, estos dos pueblos vecinos. A nivel más pragmático, la unión por la costa de ambos municipios completará un atractivo círculo cicloturista y de paseo que hasta la fecha se veía interrumpido por el barranco del Riu Sènia y obligaba a los usuarios a dar un complicado rodeo por la Nacional 340.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 19 de marzo de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50